Rajoy pide excluir a Gibraltar de la negociación del Brexit

El presidente alerta ante el PPE de la amenaza de los populistas

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy (d), y la canciller alemana, Angela Merkel (i), durante el Congreso del Partido Popular Europeo (PPE) que se celebra en La Valeta (Malta).
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy (d), y la canciller alemana, Angela Merkel (i), durante el Congreso del Partido Popular Europeo (PPE) que se celebra en La Valeta (Malta).

En el texto genérico que prepara el Partido Popular Europeo (PPE), por ahora no figura Gibraltar. La delegación española presiona para que el Peñón quede fuera de la negociación con Reino Unido y que se convierta en un tema bilateral a tratar entre los dos países una vez materializado el Brexit.

En el texto genérico que prepara el Partido Popular Europeo (PPE), por ahora no figura Gibraltar. La delegación española presiona para que el Peñón quede fuera de la negociación con Reino Unido y que se convierta en un tema bilateral a tratar entre los dos países una vez materializado el Brexit. De no ser así, Madrid podría votar en contra de ese texto conjunto, algo que los Veintisiete tratarían de evitar para no debilitar la posición europea en las negociaciones.

Hasta el miércoles aún pueden presentarse enmiendas al borrador y en una de ellas podría estar incluida la de incorporar Gibraltar, por lo que aún no es seguro que pueda quedar fuera de las conversaciones. En este caso concreto, España podría contar con el apoyo de Irlanda si Dublín acepta la solución de su frontera con la provincia británica del Ulster. A este respecto, entre los negociadores se espera una fortísima presión de Reino Unido con la intención de dividir a la UE, de ahí su pacto de aunar sus posturas en una sola voz.

Después del divorcio de Reino Unido con la Unión Europa, Mariano Rajoy trató de insuflar optimismo y esperanza a los líderes del PPE y, al igual que en sus discursos apostaba por hablar bien de España, empleó la misma fórmula para referirse a Europa. El presidente del Gobierno admitió ayer que la UE ha vivido uno de los momentos más difíciles con la crisis económica y que otro de ellos ha sido «cuando un país importante votaba a favor de abandonarla», en referencia a Reino Unido. Ante el plenario del Congreso del PPE, Rajoy indicó que «hemos visto que en algunos países europeos se postulaban en el antieuropeísmo». Por ello, alertó de que el descontento de la crisis despertó el viejo fantasma de los populismos, que «proponen soluciones sencilla a cosas complejas». «Nadie debe engañarse, jamás en la historia un partido populista ha traído ningún beneficio a su pueblo cuando llegó al poder», dijo.

A pesar de que Reino Unido pida marcharse de la UE, Rajoy llamó a encarar el futuro «con mayor esperanza que antes». En su opinión, Europa tiene que salir más fuerte y reforzada de la crisis y llamó a «seguir trabajando con determinación y siendo serios». En su receta apostó por «hablar bien de Europa» y «explicar bien los beneficios de la integración». «La crisis no ha acabado con Europea, saldremos de ella más fuertes. Somos el mayor espacio de prosperidad, seguridad y solidaridad», insistió el líder del PP.

Rajoy subrayó que «por primera vez los Estados miembros cuentan con previsiones positivas de crecimiento y previsión de empleo y recordó que el compromiso adquirido en la Declaración de Roma de resolver los problemas de las personas «nos exige resolver prioridades» que pasan por combatir el terrorismo, luchar contra las mafias, resolver el problema del desempleo, así como reforzar «nuestra integración en los ámbitos en los que debemos ir unidos»: Política exterior, seguridad y defensa, moneda unitaria y mercado único. «Si seguimos por la senda marcada en Roma tendremos un futuro más fuerte y exitoso». El presidente del Gobierno insistió en que quienes creen en el proyecto europeo deben hablar bien de él porque «trabajar por el PPE es trabajar por una Europa mejor. Trabajar por el PPE es trabajar por una mejor Europa y viceversa es fortalecer una mejor Europa».