Retenciones en los accesos por carretera a Gibraltar

La Guardia Civil y la Policía Nacional han endurecido las medidas de control en la aduana de Gibraltar en las últimas horas del domingo, con lo que los tiempos de espera para cruzarla rondan ya las dos horas.

Tras una jornada de normalidad, casi monótona según fuentes conocedoras del conflicto consultadas por Europa Press, ahora se ven ya imágenes de muchos coches esperando para acceder al Peñón.

Se trata de un momento especialmente significativo ya que "hay muchos gibraltareños que vuelven a casa tras pasar el fin de semana fuera", señalan las mismas fuentes.

Los accesos a la colonia comienzan a llenarse de coches con matrícula de Gibraltar, mientras que para salir de suelo británico, apenas hay problemas "entre otras cosas por el poco movimiento registrado en la jornada de hoy", añaden.

Los tiempos de espera rondan ya las dos horas y todo apunta a que se mantendrá durante buena parte de la noche, aunque ya mañana, indican las mismas fuentes, se volverá a la senda de las últimas fechas. Es decir, habrá tramos de normalidad y otros de espera para entrar o salir.

Las colas, que aumentaron tras la intensificación de los controles policiales en el puesto fronterizo, se habían comenzado a producir justo después de que el Gobierno de Gibraltar depositara 70 bloques de hormigón en el fondo del mar, dejando sin posibilidad de faenar en ese punto a los pescadores españoles.

Estos dos hechos han motivado un recrudecimiento de las relaciones entre Gibraltar y España, provocando reacciones políticas y quejas diplomáticas.