Rivera plantea un Gobierno a tres sin Rajoy o la abstención

Ciudadanos descartaba ayer mismo un «sí» de su grupo en el Congreso a la candidatura de Mariano Rajoy

El Rey recibe en el Palacio de la Zarzuela al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en la tercera y última jornada de su ronda de consultas con las formaciones políticas parlamentarias
El Rey recibe en el Palacio de la Zarzuela al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en la tercera y última jornada de su ronda de consultas con las formaciones políticas parlamentarias

El líder de Ciudadanos ha explicado al jefe del Estado los motivos de su grupo para abstenerse en una investidura de Mariano Rajoy y ha defendido la necesidad de que el PSOE haga lo mismo.

Casi una hora de reunión duró el encuentro entre el Rey, Felipe VI y el líder de C’s, Albert Rivera, dentro de la ronda de contactos. Según indicó en rueda de prensa posterior al encuentro, el presidente de la formación naranja le trasladó al Rey su “preocupación” por la situación actual y por el bloqueo que vive España ante la situación actual.

Rivera acudió con dos propuestas que le trasladó al Monarca: la primera el plan A que siempre ha defendido C’s que pasa por un “gobierno fuerte y de consenso”, y le aseguró que si en ese arbitraje si PP estuviera dispuesto a llevar a cabo ese Ejecutivo podría contar con los votos favorables de la formación naranja. De esta manera Rivera le trasladó “de primer mano” que su plan principal para desatascar la situación pasa por un Ejecutivo sin Rajoy. “Hemos ido a intentar desbloquear la situación” y para ello insistió en ese plan A de un “nuevo gobierno, con las manos limpias”. Pero para ese gobierno de coalición que propuso al Rey y en el que no podría estar presidido por Rajoy prefirió no indicar quién sería el presidente de “consenso” porque dijo, hasta que el PP no se mostrara partidario y hubiera una negociación eso sería hablar de “cienciaficción”.

El plan B, que también le comunicó a Felipe VI como otra posible solución para desbloquear la situación sería la de un Gobierno de Rajoy en minoría, una solución que considera que es la más viable en estos momentos y para lo que le trasladó que C’s votará “no” en primera vuelta y se abstendrá en la segunda ronda. Le comunicó que su partido, ante este escenario, haría una oposición “responsable”, pero para esta fórmula reiteró que el PSOE es quien tiene que moverse.

Preguntado sobre si le había trasladado al Rey que le ayudara a que los socialistas se abstuvieran como así dijo en una entrevista que esa sería una sus propuestas, después de la polémica suscitada por esas declaraciones, Rivera se escudó en que “el Rey arbitra, modera y propone” y aseguró que “no ha habido peticiones expresas”, y que “no” se lo había pedido. Las funciones del Monarca están recogidas en el artículo 99, respondió.

Rivera reivindicó ante el Monarca que Ciudadanos ha sido el partido que “ya se ha movido” mientras todos repiten la palabra “no, no y no” y consideró que “hay que ser generoso y buscar ese mínimo común”.

El líder de C’s espera que el Rey nombre hoy a Mariano Rajoy como candidato para presentarse a la investidura y espera que si esto ocurra acepte el encargo. “Nadie entendería que dijera que no”. Rivera espera que “ya” haya fecha para esa investidura porque “los españoles no tienen tiempo y se están hartando, y con razón” y volvió a poner la presión y el foco en el PSOE. No cree que nadie quiera terceras elecciones, pero indicó que todos los que no quieren que propongan soluciones.