Política

Sucesión de Rivera: Arrimadas, la favorita; Aguado, a la espera

El consenso en la cúpula apunta a que la ex líder catalana asuma el mando desde su escaño en Madrid.

El consenso en la cúpula apunta a que la ex líder catalana asuma el mando desde su escaño en Madrid.

Publicidad

La dimisión de Albert Rivera le convirtió ayer en la primera víctima política del bloqueo en el que vive instalado el país desde hace meses. Ahora, el futuro de la formación pasa por lo que suceda en un Congreso extraordinario, que aún no tiene fecha. Ante ese horizonte, todas las miradas estarán puestas en Inés Arrimadas. Se trata de la dirigente morada mejor posicionada, fundamentalmente por tres cuestiones: ya tomó el relevo de Rivera en Cataluña cuando éste dio su salto a la política nacional, es la opción con más tirón entre el electorado naranja –ya demostró su capacidad de conectar con los votantes en los comicios autonómicos catalanes de 2017, en los que se convirtió en la opción más votada, por encima de los independentistas– y, además, podrá dirigir la nueva etapa del partido desde el Congreso, al haber logrado acta de diputada por Barcelona, en contra de lo que le ha sucedido a buena parte de la plana mayor de la formación. De entre los damnificados, Juan Carlos Girauta también anunció ayer que deja la política.

Voces como la del eurodiputado Luis Garicano ya apuntaban ayer a Arrimadas como la mejor opción para encarar el «posriverismo»: «Sería una candidata excepcional y excelente para presidir el partido. Es una muy buena líder que uniría a afiliados, simpatizantes y votantes», destacó Garicano, que ha sido en los últimos meses una de las principales voces críticas con la estrategia de Rivera en el veto a cualquier posibilidad de entendimiento con el PSOE de Pedro Sánchez. Manuel Valls también apostó por esta vía sucesoria: «Estoy seguro de que tiene mucho recorrido político por delante y que puede representar muchas esperanzas»

De momento, Arrimadas guarda silencio. Ayer únicamente se pronunció a través de las redes sociales para elogiar a Rivera: «Albert es una persona excepcional que ha luchado por la libertad e igualdad de los españoles durante años en circunstancias muy difíciles. Hoy ha vuelto a dar una lección de dignidad. Eres un orgullo y un referente para todo Ciudadanos. Ésta es y será siempre tu casa. Gracias».

A pesar de que Arrimadas es la gran favorita, no es el suyo el único nombre que podría estar sobre la mesa. Fuentes del entorno del vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, aseguraron ayer a Europa Press que no descartan que él pudiera aspirar a liderar el partido, aunque primero querría hablar con Arrimadas para saber qué planes tiene su compañera. Y es que la decisión de Aguado, en todo caso, dependerá de lo que finalmente haga Arrimadas. Junto a otros vicepresidentes como los de Castilla y León y Andalucía y la vicealcaldesa de Madrid, Aguado es uno de los políticos naranjas con mayor visibilidad y poder.

Publicidad