Tremosa no hace política, es un cómico... independentista

De torpeza en torpeza hasta el descalabro final. El eurodiputado independentista del PDeCAT, Ramón Tremosa, no defrauda. Sus «noticias», en estos tiempos de Twitter e internet son terreno abonado para las «fake news», para unas postverdades que él construye, acicala y vende con la intención última de arrimar el ascua a su sardina soberanista. Su prosa lo mismo vale para «avanzar la posibilidad de una independencia de Cataluña siguiendo la vía eslovena» (fracaso), que cargar contra la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a la que situó en un supuesto Consejo de Administración de El Prat, y no hacer nada por parar la huelga este verano(?). En 2014 manipuló una portada de la revista «Time», y le pillaron. El pasado 1-O colgó una foto... de la policía chilena en una manifestación, y le cazaron. Este 21 de octubre de 2017 retuiteó otra de una multitud de bilbaínos en la calle, supuestamente para apoyar a la Generalitat por la aplicación del 155... y volvió a caer con todo el equipo: resultó ser una broma del tuitero @InigovanEyck. Por algo es el rey de las «fake news». La instantánea era del 18 de agosto de 2015, cuando el Athletic de Bilbao ganó la Supercopa al Barça y 50.000 aficionados salieron a celebrarlo. Aunque bueno, igual es él el que se está riendo de nosotros. Cobra 13.000 euros al mes por hacer como que es diputado en Bruselas.