Un centenar de personas impide una conferencia del ministro Wert en Sevilla

El ministro fue recibido con aplausos de un sector del público y con abucheos y gritos de "Wert dimisión", "fuera, fuera"y "Universidad pública y de calidad"proferidos por otro grupo de asistentes.

Imágenes del altercado
Imágenes del altercado

Las protestas de algo más de un centenar de personas han impedido esta tarde al ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, pronunciar una conferencia organizada por el diario El Mundo de Andalucía en un hotel de Sevilla.

El ministro fue recibido con aplausos de un sector del público y con abucheos y gritos de "Wert dimisión", "fuera, fuera"y "Universidad pública y de calidad"proferidos por otro grupo de asistentes.

Los primeros respondieron a quienes protestaban con gritos de "Libertad, libertad"y el altercado se prolongó durante unos veinte minutos, momento en el que el director de El Mundo de Andalucía dio por suspendido el acto.

"Desde hace cinco años este foro ha sido siempre un espacio de libertad; desde un periódico estamos defendiendo siempre la libertad de expresión pero eso nos afecta y nos compete a todos y lo menos que debemos de hacer es mantener un nivel de educación y de comportamiento ciudadano", ha proclamado Francisco Rosell.

El director de El Mundo ha añadido: "Hemos escuchado las razones del público del fondo; ahora escuchemos las del señor ministro".

Ante los gritos en demanda de una universidad de calidad, el director de El Mundo de Andalucía ha espetado a los manifestantes: "Si tan seguros y convencidos están de sus argumentos y de sus razones, escuchen al ministro; sin libertad de expresión poca universidad de calidad vamos a tener", entre los aplausos de un sector del público.

Ante la imposibilidad de que el ministro tomara la palabra, Rosell ha concluido: "No van a permitir que el ministro dé su conferencia; eso es lo que ocurría precisamente en un régimen fascista como el franquismo; que no se dejaban dar conferencias".

A la frustrada conferencia han asistido la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, y diputados y parlamentarios autonómicos del PP.

Urge la reforma educativa

Por su parte, José Ignacio Wert, ha calificado de "acto fascista", el boicot que ha sufrido y cree que evidencia que urge una reforma educativa en España.

"Una situación como la de hoy llama la atención sobre la necesidad de una reforma educativa importante, porque la educación consiste en una formación integral que incluye el valor de la tolerancia, del respeto y el principio del argumento por encima del grito y de la descalificación", ha señalado Wert en declaraciones a los periodistas tras la suspensión del acto.

Para Wert, la reforma educativa que plantea el Gobierno aboga por propiciar "la capacidad de escuchar lo argumentos del oponente por lejos que se encuentre uno de ellos".

"Nuestra Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa va orientada en esa dirección: que aprendamos a discutir civilizada y educadamente, que sepamos entender que en las opiniones del adversario puede haber una parte de verdad, que todo es susceptible de ser hablado y que la palabra es preferible al grito y al insulto", ha aseverado.

Con todo, se ha reafirmado en su voluntad de sacar adelante la reforma educativa "a base de mucho diálogo, de mucho debate y de mucha confrontación de ideas, de todo aquello que es consustancial a la educación en un contexto democrático".