Muere un militar español y dos resultan heridos en un accidente de tráfico en Irak

Otros dos efectivos resultan heridos al colisionar un camión del Ejército iraquí con su blindado

Aarón Vidal López, el soldado fallecido en Irak en uno de los vehículos Lince del Ejército español desplegados en la base de Besmayah.
Aarón Vidal López, el soldado fallecido en Irak en uno de los vehículos Lince del Ejército español desplegados en la base de Besmayah.

Un soldado ha muerto y otros dos han resultado heridos hoy en un accidente ocurrido en la puerta de la base española en Irak. El accidente ha ocurrido en la puerta de la base española situada en la localidad de Besmayah, a 40 kilómetros de Bagdad.

Un militar español desplegado en Irak ha fallecido esta mañana y otros dos han resultado heridos como consecuencia de un accidente de tráfico en la entrada del campo de maniobras de la localidad de Besmayah. Tal y como ha informado el Ministerio de Defensa en un comunicado, el fallecido, el soldado Aaron Vidal López, se encontraba en la posición de tirador de un blindado “Lince”, parado, en una misión de seguridad cuando un camión aljibe de las Fuerzas Armadas iraquíes ha perdido el control al intentar entrar al acuartelamiento, embistiendo al blindado español.

Como consecuencia del impacto, el soldado Vidal ha salido despedido y ha sido atropellado por el mismo vehículo que ha causado el accidente. En el siniestro también han resultado heridos los otros dos ocupantes del blindado: el cabo Felipe Capa y el soldado Jesús Ángel Alacid, todos ellos del Regimiento de Caballería Lusitania nº8.

Se trata del primer militar español fallecido en esta misión, en la que España participa desde enero del pasado año como parte de la Coalición Internacional contra el Estado Islámico.

El conductor del camión iraquí ha sido trasladado al hospital y, posteriormente, detenido hasta que se aclaren las circunstancias del accidente.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, que se encontraba en Londres, en una reunión ministerial sobre operaciones de mantenimiento de la paz, convocada por Naciones Unidas, ha abandonado la reunión de manera inmediata al ser informado del accidente para regresar a Madrid y adoptar desde el Ministerio las decisiones oportunas. Está previsto que mañana despegue de España un avión Hércules para repatriar el cuerpo.

En la actualidad, el contingente español desplegado en Irak está formado por 307 efectivos, desplegados principalmente entre los acuartelamientos de Bagdad, la base “Gran Capitán” de Besmayah y la localidad de Taji. Los efectivos pertenecen en su mayoría al Regimiento Lusitania 8, al Grupo de Operaciones Especiales “Granada II” y al Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC) y al Regimiento de Cazadores de Montaña Arapiles 62.