«¡Viva ETA! A ver si os matan a todos»

Sindicatos policiales denuncian que el acoso a los agentes españoles en la Verja no cesa

Vecinos de La Línea, ayer, en una concentración frente a la Verja para protestar por el creciente clima de tensión
Vecinos de La Línea, ayer, en una concentración frente a la Verja para protestar por el creciente clima de tensión

Madrid- La Unión Federal de Policía (UFP) denunció ayer el acoso que está sufriendo la Policía española que trabaja en la Verja, en línea con el comunicado hecho público por el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) el día anterior. En un documento remitido a los medios de comunicación, la UFP reitera su preocupación por la campaña de escraches a agentes españoles impulsada por un grupo ultranacionalista gibraltareño, que reparte folletos con la cara de los policías nacionales y guardias civiles y anima a localizarlos para acosarlos en sus casas, tal y como recogió LA RAZÓN en su edición del pasado sábado. Asimismo, habla de un acoso «constante» en la propia Verja, que habría llevado a los agentes a oír frases como «¡Viva ETA! A ver si os matan a todos, fascistas».

En concreto, el documento explica que el pasado 28 de julio, un llanito en bicicleta se saltó el control de la Guardia Civil y, al ser detenido por agentes de la Policía Nacional, se produjo un forcejeo que acabó causando lesiones a los policías. De acuerdo con el atestado, el detenido gritaba «¡Muertos de hambre, nosotros os damos de comer, hijos de puta, criminales! ¡Viva ETA! Viva ETA, a ver si os matan a todos, fascistas». Además, al mismo tiempo, un grupo de gibraltareños increpaba a la Policía desde el otro lado de la Verja, acusando a los agentes de «brutalidad policial» y calificándolos de «asesinos».

No obstante, éste no ha sido el único incidente grave que se ha producido en la Verja en los últimos días. Un agente de la frontera denunció el pasado 2 de agosto que el mismo día 28, un grupo de unos 70 ciudadanos de Gibraltar empezó a proferir gritos de «¡Os vamos a matar! Sois animales y criminales» contra él y sus compañeros.

«Desgraciadamente, la Policía gibraltareña que estaba al lado no hizo absolutamente nada, actuó como un mero espectador, con una pasividad cómplice», criticó ayer el secretario de Comunicación de la UFP, Serafín Giraldo, que también atacó la pasividad que muestran los agentes gibraltareños a la hora de perseguir el narcotráfico.

En línea con las denuncias de la UFP, tanto el SUP como la AUGC instaron ayer al Gobierno a investigar quién está instigando los escraches domiciliarios y los acosos en declaraciones a Ep.

Por otro lado, el comunicado de la Unión Federal de Policía destaca que los ultranacionalistas gibraltareños también están repartiendo en las colas de la Verja unos pasquines en los que animan a los ciudadanos del Peñón a denunciar ante el Parlamento Europeo los controles para cruzar la Verja porque los consideran un «maltrato». Sin embargo, tal y como recordó ayer el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, este tipo de controles están previstos en Schengen. Según resaltó en declaraciones a Efe, el Gobierno de España va a ser «escrupuloso en respetar en materia Schengen los controles contra los fraudes fiscales, el contrabando y los tráficos ilícitos que perjudican a la economía de la zona y a la andaluza».

Además, De Torre adelantó que, como consecuencia de los controles en la Valla de los últimos días, se ha producido un descenso «importante» en el contrabando de tabaco. «Del año 2010 a 2012, el contrabando aumentó en un 213 por ciento. Estos controles son evidentemente proporcionados a lo que se produce en esta zona y eso hace que España tenga que cumplir con más ahínco todavía los acuerdos de Schengen», aseveró.