30 de enero: Día Escolar de la No Violencia y la Paz

Los centros educativos se comprometen como defensores de la paz y entendimiento entre personas de distinta procedencia y modos de pensar.

El próximo 30 de enero se celebra el Día Escolar de la No Violencia y la Paz, (DENYP), una jornada educativa no gubernamental que se viene celebrando desde 1964, cuando fue fundada por el poeta y pacifista mallorquín Llorenç Vidal, que propuso este día como punto de partida y de apoyo para una educación no-violenta y pacificadora de carácter permanente.

Se simboliza la muerte de Mahatma Gandhi, (el 30 de enero de 1948 en Nueva Delhi), y esta jornada está reconocida por la UNESCO desde 1993.

¿En qué consiste la Educación para la Paz?

‘Cuando escuchamos oír hablar del término “Educación para la Paz” lo relacionamos con algunas ideas casi utópicas como la ausencia de belicismo en el mundo, pero tener paz también significa ser capaz de alcanzar la calma, experimentando una relación de tranquilidad con nuestro mundo exterior. Es la capacidad de tener una relación no tormentosa y en armonía con nuestro prójimo´, explica Miriam Escacena, guía Montessori, docente y madre de dos niños.

¿Hay niños malos?

En palabras de Gandhi: “Si no fuera por nosotros, sus padres pobres ignorantes, nuestros hijos serían perfectamente inocentes. Creo implícitamente que el niño no nace travieso en el mal sentido de la palabra. Si los padres se comportan, mientras que el niño está creciendo, antes de que nazca y después, es un hecho bien conocido que el niño instintivamente obedecerá la ley de la Verdad y la ley del Amor”. (1931, durante un discurso en el Montessori Training College).

‘Maria Montessori decía que cuando un niño nace tiene la bondad por instinto, y que cualquier cosa que consideremos “mal comportamiento” es responsabilidad del entorno más que del mismo niño, (ella hablaba de «desviaciones» como aquellas causas que no le permiten al niño obtener la paz natural que necesita). El comportamiento es lo que vemos, la punta del iceberg, pero detrás de una determinada actuación siempre suele haber una creencia errónea y una necesidad no cubierta´, explica Escacena.

´No hay niños mal portados sino niños desalentados´, tal y como decían Alfred Adler y Rudolf Dreikurs, psicoterapeutas fundadores de la Disciplina Positiva.

‘Tanto Mahatma Gandhi como Maria Montessori estuvieron nominados al Premio Nobel de la Paz en varias ocasiones, pero a ninguno de los dos les fue concedido. Ambos coincidieron mientras ella vivía en la India y mantuvieron contacto hasta el final de sus vidas, ya que compartían una misma visión de un mundo en paz, trabajando cada uno en sus ámbitos y dejándonos un valioso legado´.

¿Qué propuestas podemos trabajar para conmemorar este día?

Tal y como explica Escacena, en la web de UNCEF encontramos actividades y recursos para todas las etapas educativas: infantil, primaria y secundaria.

‘Pero mucho más allá de pedir a los niños y niñas pintar una paloma blanca en sus escuelas, podemos reflexionar sobre los valores que sí podemos trabajar desde la infancia:

· Honestidad: Gandhi dedicó su vida a la búsqueda de la Verdad, dedicó su vida a liderar la resistencia pacífica frente a la injusticia. Él creía firmemente que cada ser humano debe aprender de sus propios errores, y para ello nunca debemos mentir a los niños ni cubrirles de falsos elogios. Simplemente podemos adecuar el lenguaje a cada situación y trabajar alentándolos a alcanzar sus propios logros.

· No violencia: éste es posiblemente el mensaje más icónico de Gandhi, y hoy más que nunca se hace necesario, sobre todo si observamos los índices de acoso y bullying que ocurren cada vez en edades más tempranas. En las escuelas Montessori la resolución de conflictos se trabaja a través de un recursos muy interesante: la Mesa de la Paz.

  • Humildad: Gandhi creía que vivir una vida sencilla ayuda a encontrar la pureza espiritual, y practicaba la meditación y el silencio. En Montessori se trabaja con materiales lo más natural posible (nada de plástico), se fomenta especialmente la preparación del ambiente, el minimalismo y el sentido del orden, y las prestaciones suponen casi un ejercicio de Mindfulness y conexión maestro-niño. La pedagogía de la Dotoressa comenzó a aplicarse en el humilde barrio de San Lorenzo de Roma con niños procedentes de familias con muy pocos recursos, y del mismo modo se ha llegado a transferir incluso en países con muy pocos recursos o con situaciones bélicas importantes. Se trata en definitiva de una forma de entender la vida basada en el humanismo y el respeto.

· Gratitud: el ritmo de vida que llevamos en nuestra sociedad nos hace que muchas veces nos olvidemos de todo lo bueno que tenemos, y de la suerte que gozamos por haber nacido en este lado del mundo. El proyecto The Miniature Earth la realidad del mundo como si la Tierra se redujera a una población de 100 personas. Así, veríamos como 43 viven sin sanidad básica, 18 sin una fuente de agua potable, 13 tienen hambre o desnutridos, 14 no saben leer… Tal y como nos recuerdan sus impactantes vídeos como este, si tienes comida en tu refrigerador y tus ropas en un armario, si tienes una cama para dormir y si tienes un techo sobre tu cabeza, eres más rico que el 75% de la población mundial. Aprecia lo que tienes y haz lo mejor que puedas para hacer un mundo mejor.

Miriam Escacena es docente en varios proyectos educativos, colabora con CCOO en su plan de formación de enseñanza pública y el próximo mes de febrero ofrece un curso online gratuito para celebrar que este años se cumple el 150 aniversario de María Montessori.