Emprender después de los 50, una solución cada vez más real

Las mujeres se han incorporado con fuerza a emprender una vez pasada la barrera de los 50.

Con la llegada del nuevo gobierno y su anuncio de subir el SMI, así como cambiar las normas para la contratación y el despido, los pequeños y medianos empresarios comienzan a inquietarse y, los trabajadores, también. Sabiendo que los despidos a mayores de 50 poseen mayores beneficios fiscales, la población que tiene entre 50 y 60 tiene mayores papeletas de entrar dentro de esa posible rescisión de su contrato. ¿Qué hacer si esto sucede? Muchos dirán que buscar trabajo pero las estadísticas no son muy halagüeñas y hablan de mayor dificultad a esa edad para ser contratado en otra empresa ‘es como si cada vez se diese menos valor a la experiencia’, explica Carlos Molina Grijalba, CEO de 50Pro.

Molina se pasó varios años de su vida profesional formando un equipo de socios y profesionales asociados que suponen un equipo de lujo para afrontar su visión y así fue como nació 50Pro, un programa de Entrenamiento Emprendedor para profesionales mayores de 50 años que quieren emprender un proyecto de negocio propio que les permita el desarrollo de un plan de negocio. ‘Cuando me encuentro con gente que se ha quedado en el paro y es mayor de 50 años y se siente abatida sin saber cómo salir de su situación no pierdo nunca la esperanza de hacer surgir de su interior a ese emprendedor que todos llevamos dentro’. Su misión es clara: poner a disposición de sus clientes el programa para aquellos que quieren emprender gracias a la atención personalizada de cada caso que reciben a través de un mentor personal durante 12 semanas, en sesiones de media jornada a la semana. Pero no todo acaba con la formación ya que todos los alumnos pasan a formar parte del Club 50Pro que ‘los proporciona una valiosa red de contactos’, sostiene.

Formarse para emprender

Emprender un negocio requiere de estrategias que muchos desconocen. ‘La mayoría de las personas que deciden montar algo por su cuenta provienen de una parte concreta de una empresa, por ejemplo, de la financiera pero desconocen la parte de estrategia de marketing o comercial y para ello hay que formarse, especialmente hoy en día que todo transcurre tan rápido y todo cambia en cuestión de meses’, explica.

Su método se aleja de un método de formación clásico basado en sesiones doctrinales y conceptos o enseñanzas teóricos. Está basado fundamentalmente en entrenamiento práctico obtenido mediante el método del caso, en grupos reducidos que permitan una alta interacción entre los expertos participantes del mismo, dirigidos por un ponente que modera las sesiones y que son profesionales que han trabajado más de 30

años en empresas nacionales o multinacionales, con gran experiencia en emprendimiento y desarrollo de ideas de negocio.

Además, y siguiendo un modelo típico de universidades como Cambridge u Oxford, cada participante tiene asignado un tutor que le acompaña a lo largo de todo el curso para hacer aún más personalizado el entrenamiento recibido.

‘Los valores que sustenta este proyecto la hacen diferente en el mercado al dotar a los clientes de un acompañamiento permanente el resto de sus vidas con el Club 50 Pro, pensado para potenciar el networking entre los participantes de sus programas y los tutores o mentores que conforman su red. Empresas como IBM o BP, por mencionar algunas han confiado en 50Pro y esperan que en el futuro muchas más se acerquen a esta realidad que se conforma en el panorama social y económico como una necesidad vital’, culmina Molina Grijalba.

Ya ha dado comienzo el primer curso del 2020 y se abre el plazo de inscripción para dos nuevos cursos intensivos, no de dos semanas de duración y otro sólo los sábados