Familia

Ocho consejos para hacer más fácil la vida de los opositores

El gobierno anuncia que se sacarán 31.000 plazas de empleo público

La primavera ha llegado, y con ella el anuncio de una de las ofertas de empleo público más amplía de los últimos años, que cuenta con más de 31.000 plazas que el gobierno sacará para este mismo año. Así que, los opositores comienzan a planificar cómo serán estos últimos meses antes de enfrentarse a los exámenes.

Publicidad

La primavera ha llegado, y con ella el anuncio de una de las ofertas de empleo público más amplía de los últimos años, que cuenta con más de 31.000 plazas que el gobierno sacará para este mismo año. Así que, los opositores comienzan a planificar cómo serán estos últimos meses antes de enfrentarse a los exámenes. La reconocida maestra y preparadora de oposiciones, Pilu Hernández Dopico, reúne ocho claves para enfrentarse a cualquiera de las pruebas de empleo público con el objetivo de hacer la vida más fácil a los opositores:

1. La Gran M de Mentalizarse, ¿has decidido opositar?, mentalízate de que tu vida va a cambiar, y mucho. Estas son algunas de las cosas que te pueden pasar durante el período de preparación de tus oposiciones:

Publicidad

Las relaciones sociales se reducirán a lo más mínimo -puedes perder alguna que otra amistad, pero si eso ocurre, no te preocupes, será que no valía la pena-; tu humor sufrirá altibajos y habrá momentos que no te aguantes ni tú mismo; y un sinfín de cosas que tendrás que superar, pero te aseguro que al final todo ello habrá merecido la pena.

Publicidad

2. La Gran Elección: preparador o academia. Elige lo que prefieras. Hay personas que prefieren estar con más gente y hay otras que prefieren ir en grupos reducidos o incluso solas. Has de tener en cuenta que a menos personas en el aula, más compromiso por tu parte. Elijas lo que elijas, has de conectar con tu preparador, piensa que un preparador es como el médico, y que si no confías en él, CAMBIA.

3. Las Cuatro CS: Constancia, Contenidos, Confianza y Mens sâna in Corpore sânô:

A. Constancia: La oposición es una carrera de fondo, no corras mucho al principio porque al final las fuerzas flaquearán y puede ser que no llegues a tu objetivo. También es importante que te crees un horario realista, cada opositor tiene su vida: trabajo, familia, hijos, parejas..., y son obligaciones que no se pueden obviar a la hora de crear un horario de estudio.

Publicidad

B. Contenidos: para llegar a nuestro objetivo has de saber mucho, pero también has de ser muy práctico y rentabilizar todo lo aprendido. Ponte metas reales y a corto plazo.

C. Confianza: cree en ti, quiérete, mímate, practica el YO, MI, ME, CONMIGO.

D. Mens sâna in Corpore sânô: Escucha a tu cuerpo, cuando decides opositar él es nuestra “máquina” y hay que cuidarla con una buena alimentación, actividad física -ya que vamos a pasar mucho tiempo hincando codos-... En definitiva, MUÉVETE.

Descanso: tan importante es dormir bien, como saber qué día puedes dedicarlo a descansar. En una oposición no se descansa porque sean vacaciones o fin de semana, no, eso se acabó, se descansa cuando uno necesita un paréntesis.

4. Canta, contar los temas en voz alta se llama CANTAR, y lo tendrás que hacer con tus preparadores cada semana. Esto te llevará a un gran dominio del tema.

5. Biblioteca o Casa, elige el sitio donde más te concentres, dependiendo de la organización del día, unos puedes ir a la biblioteca y otros quedarte en casa.

6. Evitar Distracciones: fuera las RRSS de tu vida, y sobre todo aquellos grupos de oposiciones que lo único que van a hacer es confundirte. En el tiempo de estudio NO TELÉFONO, quien evita la tentación evita el peligro, así que ponlo en modo avión.

7. Los Méritos: hay muchas oposiciones que son CONCURSO- OPOSICIÓN, ¿qué significa esto? Que la oposición valdrá un tanto por ciento que se sumará a la puntuación de tu concurso y todo ello te dará la nota ponderada de tu oposición. Por lo tanto, has de hacer cursos para aumentar estos méritos, ya que tan sólo una milésima te puede llevar a obtener o no la plaza.

8. Aprende a Levantarte: si no sale como esperabas, sacúdete el polvo y vamos a por la próxima, nadie dijo que esto fuera fácil, ¿te animas?