Don Juan Carlos y Doña Sofía, entre los testigos de la boda de Rafa Nadal y Xisca Perelló

El enlace ha tenido lugar a las 12:30 en Sa Forteça (Mallorca), lugar que ha sido testigo, junto a amigos y familiares del "sí, quiero"de la pareja

El enlace ha tenido lugar a las 12:30 en Sa Forteça (Mallorca), lugar que ha sido testigo, junto a amigos y familiares del "sí, quiero"de la pareja

Rafa Nadal y Xisca Perelló ya son marido y mujer. Al fin ha llegado el día de una boda bastante esperada desde que se filtró a principios de año el dato de que iba a tener lugar en otoño. Y así ha sido, Nadal ha dejado la raqueta por un día, así como Perelló sus responsabilidades en la Fundación Nadal, para celebrar el enlace rodeados de amigos y familiares. Tanto la misa como la celebración se está realizando tal y como la pareja se muestra siempre: con discreción. El enlace, oficiado por el Sacerdote Tomen Catalá, ha tenido lugar en el norte de Mallorca, así como el combite, que también se celebrará en Sa Fortaleça, un castillo del siglo XVII localizado en la bahía de Pollença. Sin embargo, no se sabrá con total certeza lo que ocurra entre esos muros, pues el acceso tiene total privacidad, así como la pareja ha pedido a los invitados que dejen sus teléfonos móviles en casilleros para respetar, aún más, la intimidad.

La ceremonia ha comenzado a las 12:30 en Mallorca y, una hora antes, ya se veían los primeros invitados llegando. Los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía han sido unos de los invitados más esperados, pues no podían faltar dada la gran amistad que comparten con el tenista. La Reina, que estuvo anoche en el debut de su nieta Leonor en los Premios Princesa de Asturias, ha acudido a Mallorca con un vestido beige.

Asimismo, entre las 11:30 y 12:15 de la mañana, han aparecido compañeros de profesión de Nadal. Feliciano López llegó el pasado viernes a la isla y ha acudido con su pareja, Sandra Gago, que ha lucido un colorido vestido rosa con estampado floral en tonos verdes y lazada en la cintura. Por su parte, el tenista David Ferrer ha asistido con su mujer, Marta Tornel, que ha vestido de una manera original: ha lucido una pamela de rafia con flores en tonos berenjena, a juego con el vestido. El toque de color lo ha reflejado en un clutch amarillo. Además, Carlos Moyá y su mujer, Carolina Cerezuela, han llegado a Sa Forteça en coche, así como otros invitados han acudido en un autobús contratado. Algunos de los invitados se han hospedado de la academia Nadal, mientras que otros han preferido pasar la noche en el hotel Illa D'Or, como han sido los familiares de Nadal

Pollença es hoy testigo de numerosos rostros conocidos que acuden sonrientes a, podríamos decir, la boda del año. También han asistido Carlos Costa, representante de Nadal, así como los jugadores de tenis Marc López, Albert Costa, junto a su mujer Cristina Ventura, que se ha decantado por el rojo, el argentino Juan “Pico” Monaco y su novia, la modelo Diana Arnopoulos. También se ha visto entre los invitados al creador del reloj que Nadal siempre luce en su muñeca, el multimillonario Richard Mille.

A estas horas, el castillo que, desde hace un par de días, ya tenía la carpa preparada, ya debe estar siendo testigo de una celebración en toda regla. Una boda que une aún más el amor de 14 años, ininterrumpido y fiel, tal y como se ha mostrado la pareja siempre que ha aparecido en público. La zona está completamente sellada, pues no dejan pasar a nadie sin invitación, motivo por el que en las afueras hay numerosos periodistas y algún curioso que se ha acercado para ver si es posible ver a los novios. Además, un dato divertido de las afueras de la celebración ha sido la Tuna de Magisterio de Cáceres, que ha estado en los alrededores del enclave para cantar a Xisca y Rafa mientras se daban el “sí, quiero”.