El Príncipe Alberto preside una cena de gala en Madrid

Entre los asistentes se encontraban Rebeca Grynspan, secretaria general de la SEGIB, Konstantin De Bulgaria y María García de la Rasilla, Beatriz de Orleans, Simoneta Gómez Acebo, Paloma Segrelles, Tristán y Cósima Ramírez y Bruno Gómez Acebo, entre otros

De izquierda a derecha, Bernat Vidal, Alberto II de Mónaco y Carol Portabel
De izquierda a derecha, Bernat Vidal, Alberto II de Mónaco y Carol Portabel

El pasado jueves, tuvo lugar la cena de gala que se celebró a continuación de la XII entrega de los Premios de la Fundación Príncipe Alberto II de Mónaco con la presidencia de S.A.S Alberto II de Mónaco y la presidenta de la Delegación en España, Doña Carol Portabella Settimo. Tras la entrega de premios celebrada durante la tarde en el Museo Nacional de Arte

Contemporáneo Reina Sofía de Madrid, el Teatro Real acogió la cena de gala que citó a personalidades del mundo empresarial, aristócrata y social para celebrar una edición más de los Premios de la Fundación Príncipe Alberto II de Mónaco que ha premiado a expertos, proyectos o instituciones que destacan en su labor ejemplar y predominante en cada una de sus 3 áreas de acción prioritarias: lucha contra los efectos del cambio climático; protección de la biodiversidad y gestión del agua.

Los invitados entre los que se encontraban Rebeca Gryspan, Konstatin de Bulgaria y María García de la Rasilla, Beatriz de Orleans, Simoneta Gómez Acebo, Paloma Segrelles, Tristán y Cósima Ramírez o Bruno Gómez Acebo y Bárbara Cano disfrutaron de una magnífica velada con una cena maridada con vinos Marqués de Vargas y champán Moet&Chandon, y con protagonismo de producto español como el jamón de bellota 100% ibérico Cinco Jotas.

La Fundación Príncipe Alberto II de Mónaco se dedica desde hace 13 años a la protección del medio ambiente y a la promoción del desarrollo sostenible, trabaja por la protección de la biodiversidad y la lucha contra los efectos del cambio climático, impulsando las energías limpias y la gestión responsable del agua.

La Fundación es activa a nivel internacional y trata de movilizar a ciudadanos, políticos, científicos y agentes económicos sobre la protección de la naturaleza - el patrimonio común de la humanidad - con tres objetivos principales: limitar los efectos del cambio climático y promover las energías renovables, salvaguardar la biodiversidad y proteger los recursos hídricos y luchar contra la desertificación. Para conseguirlo, la Fundación ha realizado y apoyado más de 477 iniciativas de las organizaciones públicas y privadas en los campos de la investigación, la innovación tecnológica y las prácticas sostenibles de los problemas sociales.