El príncipe Andrés: la mano no es mía

Sus abogados ponen en duda la fotografía en la que aparece junto a Virginia Roberts.

El príncipe Andrés junto a Virginia Roberts en 2001
El príncipe Andrés junto a Virginia Roberts en 2001

Sus abogados ponen en duda la fotografía en la que aparece junto a Virginia Roberts.

Según publicó ayer el «Daily Mail», los abogados del príncipe Andrés han puesto en duda la famosa fotografía en la que aparece junto a Virginia Roberts en 2001. Al parecer, el equipo legal ha pedido que se muestre la fotografía original, ya que dudan de su veracidad. Según el medio británico, cuestionan la mano que rodea la cintura de la joven, supuestamente del duque de York, ya que no se aprecia bien y, al parecer, dista mucho de la verdadera. Además, la estatura de los protagonistas tampoco parece corresponderse con las reales. Por su parte, Andrés mantiene que no recuerda el momento en el que la instantánea fue tomada y considera las declaraciones hechas por Roberts como «una caza de brujas sin absolutamente ninguna evidencia de haber hecho algo malo».

El martes, una treintena de víctimas de Jeffrey Epstein dieron su testimonio ante el juez Richard Berman en Nueva York, entre las que se encontraba la propia Roberts, que durante su declaración aseguró que «el príncipe sabe exactamente lo que ha hecho». Acusó de complicidad a Gishlaine Maxwell, presunta colaboradora de Epstein, y afirmó que «hay que llegar al fondo de todo esto». Otra de las víctimas que también declaró fue la actriz Anouska de Georgiou, de quien se ha sabido que era compañera de escuela de Kate Middleton, aunque no se sabe si amigas cercanas. De Gerogiou aseguró ante el juez que conoció al empresario cuando era adolescente y que éste la manipuló, la coaccionó y abusó sexualmente de ella. Asimismo, dijo que «abusó duró varios años y afectó mi capacidad para formar y mantener relaciones saludables con otros, tanto en mi trabajo como en mi vida personal».

Las otras víctimas prefirieron no identificarse, pero expresaron su dolor ante el juez y hablaron de las secuelas causadas por los abusos. Gloria Allred, abogada de varias de las víctimas, dijo que «la muerte de Epstein no es el final del caso, ni de la búsqueda de justicia, ni pone fin a los sentimientos de ellas». Por su parte, el fiscal Maureen Comen aseguró durante la sesión que «su fallecimiento no impedirá al Gobierno la confiscación de sus bienes ni seguir trabajando para encontrar justicia para las víctimas».