¿Ha perdonado Raquel Bollo a su hija su presunto embarazo?

La reacción de Raquel Bollo cuando los seguidores de su hija la felicitan por su cada día más evidente “tripita”.

Alma posa y provoca la reacción de Raquel Bollo
Alma posa y provoca la reacción de Raquel Bollo

Una fotografía de Alma que dio pie a que sus seguidores den por confirmado el embarazo, provoca la primera reacción de Raquel Bollo. Lejos de enfadarse, envía corazones a su hija y ésta le contesta.

La hija de Raquel Bollo, de 19 años de edad, continúa sin pronunciarse acerca de su supuesto embarazo, cuando ya ha transcurrido un mes desde que la noticia ocupara la portada de una revista. Ni ella ni sus familiares más cercanos como tampoco los de su joven novio han querido confirmar o desmentir la noticia. Pero si hay algo que no puede esconderse es un embarazo y según pasan las semanas, cada vez es más evidente la transformación de su cuerpo.

Consciente de ello, Alma ha cuidado en estas semanas las fotografías que ha ido publicando en sus redes sociales. En las primeras semanas que siguieron al escándalo, Alma se atrevió a posar primero en bikini y después en bañador, pero las poses resultaron tan forzadas para evitar mostrar su abdomen y pecho que provocaron el efecto contrario: dar más que hablar en los medios. Y según avanzan las semanas, las imágenes en bañador han ido desapareciendo para mostrarse más vestida, pero ni siquiera luciendo recatados modelos ha conseguido evitar disimular una incipiente barriguita.

Hace unos días publicaba un nuevo “post” en el que se dejaba ver en unas escaleras luciendo una minifalda ajustada con una camiseta blanca anudada a la cintura que lejos de esconder su silueta, marcaba sus curvas. Tras la publicación, sus miles de seguidores, llenaban su muro de preguntas, felicitaciones y comentarios en las que se daba por confirmado su estado de buena esperanza. Comentarios del tipo “Ya se te nota la barriguita” o “el embarazo te sienta genial” eran los más repetidos aunque no faltaba quiénes preguntaban a Alma si estaba embarazo o los que directamente le daban la enhorabuena. Y entre las personas que, utilizando su propio perfil, se ponía en contacto con Alma era sorprendentemente la propia Raquel Bollo, su madre.

¿Estamos ante una reconciliación inminente de Raquel y su hija? El tiempo lo dirá.

Parece que madre e hija no cierran la puerta a una reconciliación tras la gran bronca que tuvieron hace unos meses cuando Alma confesó a su madre que pronto iba a ser abuela. Una noticia que no fue del agrado de la colaboradora de Sálvame y que provocó que Alma se fuera de casa para refugiarse en la de sus abuelos maternos. Ahora, aún cuando la relación entre ellas sigue tensa, parece que Raquel busca reconciliarse con su hija, con quién no ha vuelto a publicar ni una sola imagen en sus redes desde hace meses. En este acercamiento virtual, la ex de Chiquetete aprovechó la ocasión en la que su hija posaba sola, para mandarle unos corazones. Minutos después, sin más comentario, Alma le contestaba con otros corazones.

Aunque la hija de Raquel Bollo sigue activa en redes sociales y contesta a sus más fieles seguidores, no contesta a los comentarios en los que se alude directamente a su posible embarazo. La callada por respuesta no podrá durar mucho. Según publicó la revista que descubrió el embarazo, Alma daría a luz a finales de año o principios de 2020 por lo que, estaría en estos momentos supuestamente de cuatro meses y antes de que acabe el verano, el embarazo ya sería, de ser cierto, evidente al haber superado el ecuador del mismo.

Lo que está claro es que sigue feliz al lado de su chico, Juan José, algo que tampoco oculta en sus redes. Un amor correspondido a tenor de las miradas, mensajes e imágenes que ambos comparten con sus amigos y fans. La última de ellas, se ve a la pareja paseando por un parque cercano a Madrid, andando a cámara lenta en el que nuevamente, el outfit elegido, un mono suelto, buscaba disimular la evidente pérdida de su delgada silueta. Resulta evidente que, tanto Alma como su chico, se han propuesto continuar adelante sin importarles los comentarios ni el enfado de Raquel Bollo, con quién como decíamos, aún las cosas siguen tensas.