Actualidad

La "ensalada milagro"con la que Jennifer Aniston perdió 13 kilos para hacer "Friends"

Su agente le dijo que no le daban papeles por estar "demasiado gorda".

Su agente le dijo que no le daban papeles por estar "demasiado gorda".

Publicidad

Cuando Friends se lanzó por primera vez en NBC en 1994, todos los fans de la serie ansiaban la figura, el cabello y la ropa de Jennifer Aniston. Su fama fue tal que se convirtió en una sex symbol de los 90. Sus cortes de pelo se convirtieron en los más demandados en las peluquerías -donde se le conocía como un "corte Rachel"- y también su barra de labios o sus trucos de belleza.

Sin embargo, lograr trabajar en la serie como Rachel Green y lucir su maravilloso aspecto no fue fácil para la actriz.

Publicidad

Con la celebración de los 25 años la serie y la publicación del libro 'Generation Friends: An Inside Look at the Show That Defined a Television Era', muchos son los secretos que han salido a luz entre ellos el método seguido por la actriz para lograr perder peso.

Publicidad

Según ha explicado, su agente le pidió que bajara 13 kilos para poder hacer de Rachel Green, puesto que "no conseguía muchos papeles porque estaba demasiado gorda". Fue así como comenzó con un plan que ha corrido como la pólvora en las redes sociales.

Desesperada por poner en marcha su carrera y deshacerse de su "trasero de burbuja"como lo llamaba, Aniston dejó de comer bocadillos y eliminó por completo la mayonesa y la mantequilla de su dieta.

Sin embargo, su lucha contra los kilos fue más allá y, según ha confesado la actriz, durante los 10 años que trabajó en "Friends"comía lo mismo día tras día.

Publicidad

Pero... ¿Cuál era ese plato?. Su menú no era otro que la ensalada Cobb, ya conocida como la ensalada de los famosos.

¿Cómo se prepara esta "milagrosa ensalada"?.

Esta ensalada americana fue muy popular en los años 40 entre las estrellas de Hollywood, y hoy se ha convertido en un clásico. La receta es muy fácil, con una salsa única y especial. Fue inventada por Robert H. Cobb, dueño de la cadena de restaurantes "Brown Derby", muy conocida en la época dorada de Hollywood.

Los ingredientes de esta ensalada son lechuga, un filete de pechuga de pollo, dos tiras de bacon (que ella sustituyó por pavo para reducir calorías), un huevo duro, queso mozzarella, aguacate, tomate, sal y pimienta. La actriz creó su propia receta añadiendo garbanzos cocidos.

No sabemos si Jennifer Aniston acabó aborreciendo este plato después de comerlo a diario durante 10 años, pero lo cierto es que logró su objetivo y a día de hoy, a sus 50 años, sigue con una silueta enviable.