Gemma Cuervo: «Le apoyé con toda mi alma»

La actriz habla por primera vez tras la muerte de su ex marido, Fernando Guillén. «Estuve con él hasta el final», confiesa

Fernando Guillén, junto a su ex mujer, Gemma Cuervo
Fernando Guillén, junto a su ex mujer, Gemma Cuervo

Fernando Guillén fue el hombre de su vida. En lo bueno y en lo malo, en el amor e, incluso, en el desamor. Y, hoy, Gemma Cuervo, muerto Fernando, en la hora del adiós definitivo, llora en silencio su pena y su desgracia. Porque hacía años que estaban separados sentimentalmente, pero siempre estuvieron unidos por la amistad y el cariño. Gemma habla por primera vez tras la muerte de su gran amor. Su voz transmite tristeza y sus palabras están llenas de nostalgia y de buenos recuerdos. Estos tres últimos años en los que un cáncer fue ganando poco a poco la batalla de la vida a Guillén, la actriz apenas se separó de su lado. Le ha cuidado y le ha querido, sin rencores pasados, olvidando antiguas rencillas, volcándose al cien por cien en quien fuera su piedra angular. Hoy expresa el dolor que supera a la desgracia: «Fernando llevaba tres años luchando contra la enfermedad y nunca se dio por vencido. Fue admirable hasta el final».

El golpe más duro

Estuvieron unidos en cuerpo, alma y escenarios teatrales hasta que un buen día, pasadas varias décadas, nos enteramos de que vivían separados. Eso sí, ninguno hizo alarde de nuevas conquistas. Al contrario, cada vez que hablaba el uno del otro lo hacía con inmenso cariño y admiración. Cuando le digo a Gemma que su comportamiento con el padre de sus tres hijos ha sido ejemplar, contesta sin dudarlo que «los seres humanos tenemos que ayudarnos los unos a los otros. Ayudarnos siempre hasta el límite de nuestras posibilidades...».

–Eso es, precisamente, lo que tú hiciste con Fernando.

–No hice otra cosa que ayudarle y apoyarle con todo mi amor. Estuve con él con toda mi alma, mi comprensión y mi cariño.

–Su muerte ha sido uno de los golpes más duros que has recibido en tu vida...

–Por eso estoy tan triste. Es fácil de entender. Como ser humano que soy, la muerte de un ser querido no se entiende por nada del mundo. No estamos preparados para algo así. Es excesivo perder a la persona amada o querida.

–El apoyo de vuestros hijos habrá sido fundamental en este periodo de la enfermedad.

–Natalia, Fernando y Cayetana son tres ángeles, siempre al lado de su padre, entregados totalmente. Por encima de todo, han estado pendientes de Fernando, de él.

–Y están hundidos.

–Se sienten mal, muy tristes, le echan muchísimo de menos.

La última vez que entrevisté a Fernando me expresó todo lo que significaba su ex para él. Fue su esposa y ahora era la mejor amiga. El actor confesaba entonces que «Gemma es una gran mujer, una persona extraordinaria». Nos encontramos en una entrega de premios, hace más o menos año y medio. Fue una sorpresa, porque todos pensábamos que se encontraba peor de su enfermedad. En el último año, Gemma limitó su vida a trabajar y a estar con Fernando. Hace un par de meses, al ver que empeoraba, dejó todo y se dedicó por entero al que fuera su marido. En estos momentos, la pena le impide pensar en un regreso a los escenarios. «Hace apenas una semana que Fernando ha fallecido y ni se me ocurre pensar en el regreso al trabajo. Cuando lo considere oportuno, volveré», confiesa, porque no piensa, ni por asomo, en la retirada.

Hombre fuerte y valiente

Fernando murió arropado por los suyos, por Gemma, pero también por sus tres hijos, Natalia, Cayetana y Fernando (los cinco juntos en la imagen inferior). Sus últimas palabras, antes de caer en la «somnolencia» previa a la muerte, fueron para ellos. Fueron unas palabras llenas de cariño. Y es que él era un hombre fuerte. Fuerte y valiente. Y, como paciente, ejemplar. Incluso tuvo la dignidad de que supo ser independiente en los momentos más íntimos y difíciles de la enfermedad. La veterana actriz –de setenta y cinco años de edad y más de medio siglo de profesión– se casó con Guillén en 1960, y a finales de esa década formaron su propia compañía artística, con la que recorrieron toda España.