Meghan Markle no quiere ser la nueva Lady Di

El príncipe Harry, atormentado por el trágico final de Diana de Gales, defiende a su esposa en su lucha contra la prensa más sensacionalista: “Lo que me aterroriza es que la historia se repita”.

El hijo de Lady Diana, atormentado por su trágico final, asegura que el acoso de los medios contra su mujer le aterroriza: “Perdí a mi madre y veo ahora a mi mujer ser víctima de las mismas fuerzas poderosas”

Los Duques de Sussex han declarado la guerra, en forma de querella, a uno de los tabloides británicos más sensacionalistas, el Mail on Sunday , al que acusan de violar su intimidad y manipular de manera insidiosa el contenido de la carta que Meghan Markle escribió a su padre y que fue publicada en este medio. La iniciativa de Meghan y Harry contra los medios se produce mientras la real pareja está de gira por el continente africano, dónde están llevando a cabo diferentes eventos de carácter benéfico.

Ha sido el propio Harry quién ha hecho pública la decisión que ha tomado su esposa, defendiendo vía comunicado los motivos que le han llevado a emprender acciones legales contra el tabloide: “Desafortunadamente, mi esposa se ha convertido en una de las últimas víctimas de una prensa británica de tabloides que organiza campañas contra individuos sin pensar en las consecuencias...una campaña despiadada que se ha incrementado a lo largo del último año, durante su embarazo y mientras criamos a nuestro hijo recién nacido”.

Según el Duque de Sussex, la campaña contra su esposa por parte de algunos medios de comunicación ha tenido un alto y doloroso coste para ambos : “Hay un coste humano para esta propaganda incansable, específicamente cuando se sabe que es falsa y maliciosa. Y pese a que hemos seguido poniendo buena cara, y es algo con lo que muchos podéis empatizar, no puedo empezar a describir lo doloroso que ha sido...He permanecido como testigo silencioso del sufrimiento de Meghan durante demasiado tiempo. Dar un paso atrás y no hacer nada estaría en contra de todo en lo que creo. Esta particular acción legal se centra en un solo incidente en un largo y preocupante patrón de comportamiento por parte de los tabloides británicos”.

“Llega un punto-asegura tajante Harry- en el que lo único que queda hacer es plantarle cara a este comportamiento porque destruye a personas y destruye vidas. Simple y llanamente, es bullying, algo que atemoriza y silencia a la gente. Todos sabemos que esto no es aceptable a ningún nivel. No podemos creer ni creeremos en un mundo donde no se asumen responsabilidades por esto. Pese a que esta acción legal no sea la más segura, es la correcta. Porque mi mayor miedo es que la historia se repita".

Y es que Harry no está dispuesto a que su mujer se convierta en la nueva Lady Di y tenga un final tan trágico como la llorada Diana de Gales: “Perdí a mi madre y veo ahora a mi mujer ser víctima de las mismas fuerzas poderosas”. y añade: “Es por esta razón que vamos a emprender acciones legales, un proceso en el que llevamos trabajando desde hace meses.”