Regina Otaola: «La lucha por la libertad se paga»

Profesión: política, ex alcaldesa de Lizarza (Guipúzcoa).. Nació: en 1952, en Eibar (Guipúzcoa).. Por qué está aquí: por su libro «El precio de la libertad» (La Esfera de los Libros).

«El precio de la libertad». ¿La suya ha sido cara?

–Sí. La lucha por la libertad se paga, en el País Vasco, hipotecando la poca libertad que te queda.

–Ahora vive en Madrid y se siente libre...

–Muy libre. Puedo caminar sin que nadie me siga, sin que nadie me insulte y sin que nadie me mate con la mirada.

–¿Volvería a su tierra?

–Si pudiera vivir allí con la misma libertad que aquí... Hoy es imposible.

–Dijo Orwell que la libertad es el derecho a decir lo que los demás no quieren oír...

–Sí. Libertad es salir a la plaza y decir todo lo que quieras sin que nadie te amenace, te mate o te insulte.

–¿Qué no quieren oír los nacionalistas?

–Que el País Vasco es España.

–Cataluña prepara su declaración de soberanía. ¿Cree que serán independientes?

–No. No creo que la mayoría quiera ir a peor. Y ahí está la Constitución.

Pero es que son muy pesados...

–Los demócratas debemos ser tan pesados como ellos.

–¿Qué le cabrea más del mundo proetarra?

–Que hablen como si fueran demócratas. Que hablen de apología de la paz cuando hablan de impunidad.

Algunos del PP defienden pactos con Bildu...

–Eso me sienta como una patada.

–No sé si ha llegado a considerarse una heroína...

–Nunca. Sólo quería ser enfermera.

–¿Qué diferencia al nacionalismo español de los otros nacionalismos?

–El nacionalismo español no es excluyente. Toda mi vida fui vasca y española.

–El PNV dice que ahora su misión es «construir nacionalistas». ¿Cómo?

–Dando prebendas a los mayores y enseñando mentiras a los pequeños.

–E incluso la lista de los paraísos fiscales...