Actualidad

Una alegría para Isabel Pantoja: dará las campanadas

En su semana más amarga por la guerra con Chabelita, la cantante (63 años) negocia su regreso a la Navidad de Telecinco, donde también va a protagonizar un especial Nochebuena.

En su semana más amarga por la guerra con Chabelita, la cantante (63 años) negocia su regreso a la Navidad de Telecinco, donde también va a protagonizar un especial Nochebuena.

¿Se imagina compartir lugar de trabajo con sus hijos, su sobrina y algunos de sus más íntimos amigos y que los disgustos que usted tiene con o sin ellos, se debatan en prime-time? Isabel Pantoja lleva una semana (a sumar a toda una vida) en la que sus desencuentros familiares son ropa tendida al sol que más calienta en Telecinco. Su hija Chabelita (23 años) ha hecho de cada entrevista promocional de su single, «Ahora estoy mejor», un disparo a las entrañas del clan y su hermano Kiko Rivera (35) le ha respondido con un «y tú más». «Ella quiere bombas, pues yo también. Se va a quedar sola», resoplaba con nocturnidad y desde el Hoyo, el nuevo garito sevillano que inauguró el pasado 24 junto a su inseparable Irene Rosales. Y entre tanto bache, como Dios aprieta pero no ahoga, a la tonadillera le ha venido un regalo adelantado de Navidad: el ofrecimiento para presentar las Campanadas 2019 en Mediaset. Las negociaciones entre la cantante y la cadena están ya muy avanzadas, aunque todavía quedan asuntos por concretar. Entre lo que ya se da por seguro es quién será su «partenaire» en la noche más importante del año. El elegido es Jesús Vázquez, una de las caras más emblemáticas y queridas de la cadena y presentador de «Idol Kids», el programa de talentos infantiles con el que Isabel se estrenará como coach. El escenario donde ambos engullirán las 12 uvas, sin embargo, sí está siendo motivo de debate en los dominios de Paolo Vasile. Mientras que por un lado se apunta al pueblo más bonito de España, una elección que Mediaset lleva años promocionando, otros creen que Isabel debe estrenar 2020 en la tradicional Puerta del Sol, donde ya campan a sus anchas presentadoras como Anne Igartiburu y Cristina Pedroche. Fue en la capital donde en 2011 todos los cañones apuntaron a su persona, a una Isabel que entonces compartía balcón con Jorge Javier Vázquez y su hijo Francisco. Y con el Cristo del Gran Poder, la Virgen del Rocío, La Moreneta, la foto de sus padres y la de sus hermanos: reliquias que viajan siempre en el baúl de la tonadillera. «Que este año ha sido malo para todos. ¡Por España!», arengó copa en mano y enfundada en un vestido rojo, de corte sirena y encaje, mientras se acordaba de doña Ana y de su hija Chabelita, por entonces solo para bien. La península ibérica respaldó su entrega convirtiendo esa Nochevieja de hace ocho años en la más vista en la historia de la cadena. Una buena razón para reincidir. No será el único formato en el que repita. Al igual que entonces, Isabel va a conducir un programa especial en Nochebuena. Pese a que la primera intención de la cantante fue grabar esta cita del 24 de diciembre en su finca de Cantora, todo apunta a que la mesa y el portal de Belén se acaben colocando en un plató aún por concretar.

A estos dos ilusionantes proyectos se suman además, una espacio de entrevistas con ella como anfitriona y un más que probable viaje con Jesús Calleja. Según ha podido saber LA RAZÓN, el aventurero leonés y la viuda de Paquirri se embarcarían en una travesía por Europa en cuanto la cantante haga hueco en su apretada agenda mediática. Y es que, además de su trabajo en Telecinco, asesorada por su hermano Agustín y su representante Fernando Pinilla, está acabando de planificar su nueva gira musical, que arrancará en el estadio WiZink Center de Madrid. Tras este ansiado regreso va a continuar por el resto de la geografía española para acabar cruzando el charco destino a Sudamérica, asignatura pendiente desde que grabó «Hasta que se apague el sol». Por el momento hay cerrados más de 25 conciertos, con los que la intérprete desempolvará una bata de cola que no pasea desde el 14 de enero de 2018, fecha de su última actuación en el Gran Canaria Arena. Por aquel entonces, al tiempo que entonaba sus primeros temas, Chabelita «cantaba» en el «Deluxe» su fría relación con su abuela, su tío y su hermano y, confesaba haberse sentido «muy querida por mi madre. He sido feliz con ella». Bendita hemeroteca.