Actualidad

Desarrollo y liderazgo joven

Según el informe del IESE Business School El futuro del empleo y las competencias profesionales del futuro: la perspectiva de las empresas, el 72% de estas empresas tiene dificultades para cubrir los puestos de trabajo vacantes

Estas empresas resaltan a su vez que, muchas veces, los jóvenes carecen de ciertos conocimientos y aptitudes que son necesarios para que puedan formar parte de las empresas, como conocimientos digitales, idiomas o capacidad de trabajo en grupo.

Publicidad

Son datos llamativos si tenemos en cuenta que en España el 25% de la población activa por debajo de los 25 años está en situación de desempleo. Esta cifra supera con creces la media europea, y lleva a pensar que hay oferta y hay demanda, pero no hay conocimientos. Problema, seguramente, de nuestro sistema educativo.

Algo básico es que las universidades y las empresas estén en comunicación constante, que las compañías verbalicen lo que necesitan, y que las universidades adapten sus planes de estudio, siempre que haga falta, a desarrollar en los estudiantes las capacidades y los conocimientos que realmente necesitarán el día de mañana para poder desarrollar su vida profesional.

Publicidad

No es que no haya talento, que por supuesto que lo hay, sino que no se está explotando de la manera correcta. Hacen falta estrategias que ayuden a fomentar que los jóvenes de España no tengan estas dificultades para encontrar empleo, cuando estamos hablando, casi con seguridad, de las generaciones más preparadas en cuanto a estudios se refiere, de la historia de este país.

Publicidad

Banco Santander es una de las empresas que se compromete con las universidades a ejecutar planes conjuntos para la incorporación de trabajadores en empresas con ofertas de trabajo, mediante becas de prácticas o de empleos. Además, están muy comprometidos con sus propios empleados. De hecho, desde Banco Santander apuestan por una formación continuada de sus empleados, para que nunca dejen de estar al tanto de las últimas innovaciones de su campo de trabajo y sean profesionales actualizados que no se queden atrás con las innovaciones y cambios tecnológicos.

En cuanto a los más jóvenes, en Banco Santander lo tienen claro. Hay dos cosas fundamentales: atraer nuevos talentos digitales y luchar por retenerlos en la empresa, y apostar por la iniciativa y el liderazgo entre los más jóvenes. Dentro de este concepto, destaca la iniciativa Young Leaders.

Publicidad

Young Leaders, de Banco Santander

Este proyecto ha registrado una evolución de lo más significativa y una buena prueba de ello es su perdurabilidad. “El balance no puede ser mejor. Young Leaders es un programa pionero dirigido a 280 jóvenes promesas de todo el mundo, los líderes del futuro, en una empresa de 200.000 empleados en sus mercados de Europa y América, principalmente. El objetivo es identificar talento, darle visibilidad y oportunidades para conocer la estrategia del banco de primera mano, exponer sus opiniones y proyectos, y con ello incluso aportar a la propia estrategia del Grupo. Los compañeros de los Young Leaders, todos los empleados tenían cinco votos, fueron quienes los eligieron”, señala Roberto di Bernardini, director de Recursos Humanos Global de Banco Santander.

Los empleados seleccionados ayudaron a diseñar su propio programa de formación y contribuyeron al desarrollo de la estrategia del banco. Un elemento a destacar fue la reverse mentoring (tutoría inversa) para directivos veteranos con el fin de que tengan la oportunidad de aprender sobre tendencias y conectar con la siguiente generación mediante contacto con participantes en el programa Young Leaders.

Di Bernardini reconoce una actitud muy positiva de los participantes: “Los jóvenes se están tomando con gran ilusión y profesionalidad esta oportunidad. El pasado febrero organizamos una primera cumbre global en la sede del banco, en Boadilla del Monte. Vinieron prácticamente todos y fue emocionante ver sus ganas, ilusión y empuje. Es un programa que permite preparar, fortalecer y retener el talento. El próximo marzo organizaremos la segunda y última cumbre de la primera promoción tras 18 meses de actividades”.

Cristina Florín, participante del programa Young Leaders, es matemática y trabaja en Santander Corporate & Investment Banking, donde desarrolla modelos matemáticos y programa el software de esos modelos en los sistemas de producción del banco. Es decir, Cristina es una profesional STEM (combinación de matemáticas y tecnología, ingeniería o ciencia) y se ha convertido en una de las participantes del programa Young Leaders de Banco Santander.

Ella misma reconoce lo que le ha supuesto entrar a formar parte de los jóvenes que disfruten del programa. “Me hizo mucha ilusión. El planteamiento del programa fue abierto en términos de experiencia, formación y ámbito internacional, y el reto era muy atrayente. Además, la primera fase en la búsqueda de candidatos fue una votación libre por parte de todos los compañeros del Grupo y me sentí muy arropada tanto por ellos, como por el responsable de mi área, que también apoyó fuertemente mi candidatura para que pudiera disfrutar de esta experiencia profesional”, ha asegurado.

Para ir más allá, los jóvenes participantes tienen un contacto directo con altos directivos de Banco Santander con quienes intercambiar impresiones acerca de los nuevos retos que traerá el futuro. “Los Young Leaders tienen acceso a encuentros con la alta dirección e incluso el consejo de administración, con quienes hablan de tú a tú, se conocen, se cuentan sus visiones del futuro. También son ‘early adopters’ de muchos de los proyectos que prepara el banco, en general vinculados con nuevas plataformas internas de comunicación y recursos humanos, algo en lo que participan mucho y dan feedback de gran utilidad”, señala di Bernardini.

El carácter pragmático del programa “incluye otras actividades como el reverse mentoring (son mentores de altos directivos) o la business competition, donde 20 equipos de una decena de personas de todo el mundo están preparando desde enero, con reuniones todas las semanas, alguna funcionalidad, producto o servicio financiero que el banco podría lanzar en la vida real en los próximos meses”. De esta forma, se traspasa la frontera de la formación teórica y se aumenta la motivación de los participantes del programa, quienes podrán ver sus ideas materializadas en un corto o medio plazo de tiempo.

Cristina confirma que la contribución de los participantes en el programa Young Leaders es real y sus ideas se tienen en cuenta dentro de la compañía: “Dentro de esta experiencia, nos han animado a aportar ideas y dar nuestra opinión sobre asuntos estratégicos de la empresa, y nos ha permitido interactuar con altos cargos directivos que nos han aportado su experiencia y que se han interesado genuinamente por nuestra contribución. Esto para mí ha sido un incentivo y una motivación para opinar más y contribuir con muchas más ideas en mi trabajo del día a día”.

Por encima de otras cosas, Cristina destaca el enorme valor del capital humano con el que ha tenido la suerte de convivir durante el tiempo que disfrutó del programa Young Leaders. “Sin duda, las personas que he conocido en este viaje: los profesionales de Recursos Humanos, los directivos que han participado y, por supuesto los compañeros que he conocido y con los que nunca me habría cruzado de no ser por esta oportunidad”.

Con el objetivo de seguir ofreciendo nuevas oportunidades a los Young Leaders, el director de Recursos Humanos Global de Banco Santander, Roberto di Bernardini, augura un futuro profesional optimista para ellos. “En menos de medio año, en marzo de 2020, terminaremos la primera promoción y estamos muy enfocados en dar un buen colofón con un montón de proyectos para ellos que tenemos sobre la mesa. Los Young Leaders serán toda su vida Young Leaders y para ese seguimiento posterior tras el programa también tenemos algún proyecto preparado. Se les abre un mundo de posibilidades en el banco”.

Cristina tiene un mensaje para aquellos nuevos aspirantes que se quieran unir al programa: “Que vayan a por ello, por supuesto. No hay que esperar a que las cosas pasen, hay que ser valientes y aprovechar las oportunidades que se ponen a tu alcance”.

Descubre con nosotros más historias que impulsan el futuro.