Se busca experto en ciberseguridad

En un mundo digitalizado y global, la seguridad en el ciberespacio es algo clave para todas las empresas, que tratan de proteger a sus clientes de un posible ciberataque

Internet y la nube son, a día de hoy, las mayores fuentes de información del mundo. Los datos de todo aquello que nos podamos imaginar se encuentran en algún lugar del ciberespacio. El mundo se está transformando: hoy en día podemos hacer casi cualquier operación que imaginemos o encontrar cualquier cosa través de un dispositivo móvil. Estamos en constante exposición a riesgos online y es por eso que la transformación digital debe ir de la mano de la seguridad en la red.

Nadie es ajeno a los ciberataques, tampoco las empresas ni los gobiernos. Todos los usuarios podrían ser atacados alguna vez en la red, sin darse cuenta. De hecho, en la Encuesta Anual de Percepción de Riesgos laborales del Foro Económico Mundial de 2019, los ciberataques aparecen como la quinta amenaza más factible, además de ser la séptima con mayor impacto económico. Y por eso, las empresas demandan estos perfiles de profesionales altamente cualificados y con experiencia.

La formación de los futuros expertos en ciberseguridad

Hoy día es cada vez más frecuente ver casos en los que multitud de empresas y compañías de diversa índole reciben ataques cibernéticos, un hecho que pone en peligro los datos y la información que almacena en sus servidores. Por lo tanto, para revertir la situación se hace imprescindible contar con perfiles cualificados que cuenten con instrumentos y herramientas adecuados para velar por la seguridad de la información de las compañías. Una cuestión que nada tiene que ver con el tamaño de la empresa, su número de trabajadores o niveles de facturación, sino que es una problemática común a todas ellas.

Mientras que hace unos años ignorábamos el riesgo que existe al usar la tecnología, dando por hecho que no entrañaba peligros, la seguridad cibernética es a día de hoy una cuestión de enorme importancia para las empresas. En función de la naturaleza del negocio, las tareas de protección de los datos y la información sensible puede ser delegada en una empresa externa especializada, o bien incorporar a un equipo in house que controle y supervise las medidas de seguridad para evitar sufrir nuevos ataques. Un sector y una demanda de perfiles que, según las previsiones de los expertos, no parará de crecer, al menos, en los próximos años.

Este es el motivo que justifica que la demanda de profesionales de la ciberseguridad aumenta constantemente. Hay más vacantes que profesionales formados en la ciberseguridad, por lo que la empleabilidad de este sector es especialmente alta. Si bien la formación de estos profesionales es específica y difícil, cada vez hay más programas dirigidos a formar expertos en la materia. Una cifra que va seguir engrosándose paulatinamente, ya que a medida que se vaya desarrollando la tecnología, las empresas también serán más propensas a recibir ataques informáticos.

Es fundamental atraer a los jóvenes con talento al sector de las nuevas tecnologías, despertar en ellos la curiosidad y que se interesen por profesiones tecnológicas de futuro. El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) juega un papel fundamental ya que cuenta entre sus líneas de actuación con la prioridad de detectar y promocionar el talento en ciberseguridad. Sus iniciativas comienzan en los centros educativos de secundaria, en los que realizan una labor de motivación como campo de desarrollo profesional y de ahí siguen hasta la universidad, organizando diversas iniciativas de formación, competiciones técnicas, etc. Todo ello impulsando además la diversidad de género en el sector de la ciberseguridad.

La Universidad Rey Juan Carlos ofrece el Grado en Ingeniería de la Ciberseguridad y, por ejemplo, la Universidad Europea, con una gran oferta en ciberseguridad, ofrece el Postgrado de Experto en Ciberseguridad, el Máster Universitario en Seguridad de Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones, el Postgrado Experto en Protección de Datos, Ciberseguridad y Legaltech, además de un ciclo en Técnico Superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red (Experto en Ciberseguridad).

Según Gartner, la empresa especializada en posicionar a profesionales y organizaciones en entornos globales del trabajo, se calcula que en 2021 habrá 3,5 millones de vacantes en el sector de la ciberseguridad. Cubrir estas vacantes no será solo una gran noticia para la empleabilidad, sino que las empresas podrán tener los recursos necesarios para defenderse de ataques que, lejos de bromas, pueden causar graves daños económicos y empresariales.

En el mundo de la ciberseguridad requiere profesionales con distintos perfiles y formación, desde desarrolladores, expertos en big data o hackers éticos, hasta analistas de forensics, o especialistas en “behavioral economics”, entre otros. Al igual que sucede en otros muchos ámbitos profesionales, esta también es una carrera de formación continua porque se tiene que adaptar a las cambiantes condiciones de la tecnología y amenazas.

Dada la complejidad de los retos a los que se enfrentan los profesionales del mundo ciber, los candidatos que optan por desarrollar experiencia en estos equipos deben tener pasión por resolver estos desafíos y ser afines a múltiples tecnologías.

La publicación Harvard Business Review predice que para el 2020, habrá más de 1.5 millones de posiciones en ciberseguridad por cubrir en todo el mundo.

Un futuro prometedor para la mujer

Según el (ISC)² Cybersecurity Workforce Study: Women in Cybersecurity, aunque por cada mujer hay tres hombres expertos en ciberseguridad, cada vez son más las mujeres que se integran en este sector. Comparadas con los hombres, más mujeres están consiguiendo roles importantes en los equipos de ciberseguridad, pues según muestra el estudio, suelen estar mejor cualificadas para estos puestos.

El incremento de la presencia de mujeres en este sector es un avance positivo. El estudio muestra señales positivas de cómo las mujeres están consiguiendo el éxito con esfuerzo, buscando una mayor cualificación para conseguir roles importantes.

Banco Santander ayuda a las personas a prosperar en su vida digital, como parte de su compromiso por hacer banca responsable.

Descubre con nosotros más historias que impulsan el futuro.