Doce primeras partes en balde

El Barça tiene encarrilado al descanso el 76% de sus partidos, mientras que el Madrid sólo el 52% / Acabaron diez primeros tiempos con 0-0

ES FRECUENTE ver a Mourinho desgañitándose para corregir a sus jugadores
ES FRECUENTE ver a Mourinho desgañitándose para corregir a sus jugadores

El Madrid se dejó puntos en Riazor y nuevamente la distancia con el Barcelona es de siete puntos. Fuera del campo, mientras Mourinho salvaba de los reproches a sus jugadores y cargaba contra quienes elaboran el calendario de la Liga (a fuer de ser sinceros, hubiera sido más equitativo, en cuanto a descanso se refiere y en comparación con el Barcelona, que el Madrid hubiese jugado ayer y no el sábado), el capitán, Casillas, sí que hacía autocrítica y declaró que «regalaron medio partido». Una opinión que no compartió el segundo capitán, Sergio Ramos, pero que repasando los números del Real Madrid en Liga dan la razón en dicha sensación al guardameta madridista.

El Real Madrid se deja los deberes para la segunda parte más de lo que un aspirante al título desearía. En 10 de las 25 jornadas disputadas, los de Mourinho llegaron al descanso con empate a cero, lo que supone un 40% de los partidos. En otros dos iba perdiendo (el 8%), por lo que el equipo de Chamartín en el 48% de sus partidos tenía todo por decidir al descanso.

Por contra, el Barcelona tiene encarrilados al descanso el 76 por ciento de sus partidos. Los de Pep Guardiola tan sólo han llegado al descanso con 0-0 en el marcador en 3 de los 25 partidos disputados hasta el momento (el 12%) e iban perdiendo en 3 (12%).

El Barça, doblemente eficaz

O lo que es lo mismo, el Barcelona es doblemente eficaz que el Madrid en las primeras partes. En un 48 por ciento de los duelos ligueros, el Madrid deja los deberes para la segunda parte; mientras que el Barcelona quedó a expensas de los designios de los segundos 45 minutos en un 24% de sus compromisos ligueros.

Cómo el sábado le ocurrió a los de Mourinho en Riazor, sucedió en el estadio Iberostar mallorquín en la primera jornada de Liga, en el Ciudad de Valencia, en el Juegos del Mediterráneo o en el Reyno de Navarra. Por contra, sí fue capaz de resolver el partido en la segunda parte en las visitas al Santiago Bernabéu de Osasuna, Valencia, Sevilla y Mallorca, y en Anoeta y en El Molinón.