Fútbol

Bruno jugador del Villarreal: «No hace falta ser duro»

Asegura que se puede ser agresivo sin dar patadas 

Bruno, jugador del Villarreal: «No hace falta ser duro»
Bruno, jugador del Villarreal: «No hace falta ser duro»

A Bruno Soriano (Artana, 1984) le costó salir de su pueblo, una localidad de 2.000 habitantes. Pero se decidió y ahora es internacional e imprescindible en el Villarreal, que esta noche se enfrenta al Nápoles.

–¿Cómo llegó al Villarreal?
–Fui a hacerme una prueba y me cogieron. Todavía no estaba hecha la Ciudad Deportiva. Yo tenía 14 o 15 años y decidí volver, quería jugar con mis amigos. Por suerte, con el Artana subimos a Preferente. El Villarreal volvió a buscarme y entonces no me lo pensé. Ya estaba preparado.

–¿Cómo es Garrido, su técnico?
–Es un entrenador bastante directo, de los que dicen las cosas a la cara, lo que para mí es mucho mejor. No me gusta que me anden con rodeos y ahí están su trabajo y sus resultados.

–Ahora es mediocentro defensivo, pero no siempre fue así...
–Comencé en el Villarreal B, con Luis García. Antes jugaba de mediapunta o por la banda izquierda. Acertó, porque es donde más a gusto me encuentro. Tienes que estar pendiente de todo, pasa mucho juego por tus pies y en el Villarreal, además, tienes que jugar rápido, pero si entrenas a tope puedes cumplir.

–¿Es más aburrido robar que crear?

–A mí no me lo parece. Robar un balón implica un esfuerzo que se debe valorar por la calidad de los jugadores que hay en Primera. Además, esto es un equipo y cada uno tiene su papel: los delanteros no pueden marcar goles si no robamos balones o si el portero no hace paradas. Yo sé que no voy a marcar 20 goles en una temporada. Bueno, ni cinco tampoco.

–Sólo ha marcado uno...
–Hay un poco de cachondeo en el vestuario, quizá debería marcar alguno más, pero es algo que no me preocupa mucho.

–Nunca le han expulsado...
–No, nunca. No hace falta ser duro para ser agresivo. Siempre que se vaya al balón, todo va bien.

–¿Son el equipo que más se parece al Barça?
–Si jugamos como sabemos, sí, por el juego de combinación y porque salimos desde atrás con el balón. Pero sólo cuando estamos al cien por cien.

–Bayern, City, Nápoles... están en el «grupo de la muerte. ¿Qué sintió al ver el sorteo?
–Me hubiera gustado uno más sencillo, pero después de salir las dos primeras bolas (Bayern y Manchester City), ya quería que saliera el Nápoles para completar el grupo potente. Debemos disfrutar al máximo. Sabemos que podemos competir y ganar a cualquier equipo. Son partidos especiales y Villarreal tenía ganas ya de esta competición.

–¿Se recuerda todavía el penalti de Riquelme?

–Quizá la afición sí, el equipo tenía la prórroga ahí y la posibilidad de jugar la final de la «Champions».

–¿Dónde estaba usted?
–Estaba en casa y fue una pena porque Román no solía fallar.

–¿Fue aquello como un punto y aparte en el equipo?
–No lo creo. La gente tiene que valorar que somos un equipo pequeño, humilde, y que estamos ahí arriba.