Condenada a prisión por robar joyas al anciano que cuidaba

Una mujer fue condenada a un año y tres meses de prisión por un delito de hurto a una mujer a la que robó en 2009 numerosas joyas, para venderlas, en la casa del anciano discapacitado al que cuidaba desde hacía años en Valencia, según sentencia de la Audiencia, que confirma así la dictada por el Juzgado de lo Penal número 1 de Valencia y que la procesada recurrió.

La Razón
La RazónLa Razón

El tribunal declara probado que Mariela V.V. estuvo trabajando como empleada de hogar en el domicilio de Antonio G.R., de 89 años, en la calle Grabador Jordá de Valencia, desde mayo de 2009 hasta enero de 2010. Fue contratada por la hija de Antonio para cuidar a sus padres, ya ancianos y con discapacidad, por recomendación de otra empleada de hogar que conocía.
Tras el fallecimiento de la anciana que formaba la pareja, la mujer continuó prestando servicios en régimen interno para el cuidado del hombre. Aprovechando que disfrutaba de plena confianza de la familia, dado que convivía con en octogenario y tenía libre acceso a la casa, cogió de la vivienda algunas joyas de Antonio, ajeno a lo que estaba sucediendo. Después procedió a venderlas, de modo que, en fechas diferentes, acudió a una casa de compraventa de oro y joyas de la ciudad. Allí vendió por precio muy por debajo de su valor en el mercado una pulsera, una medalla, una gargantilla y varias cadenas y anillos hasta que el dueño del local dio parte a la Policía.