El Villarreal salva un empate en Nápoles

Una victoria hubiera sido muchísimo mejor, es obvio, pero no se queja el Villarreal del panorama que se le presenta para el partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Liga Europa.

Los amarillos firmaron una serio actuación en el estadio de San Paolo, con más esfuerzo y concentración que toque, lo adecuado para que el Nápoles no se aprovechara del aliento de su afición. La camiseta celeste de los italianos es mítica desde que la vistió Maradona y ahora el club vuelve a estar cerca de lo que fue también con un argentino como líder. Lavezzi personifica toda la creatividad de la que es posible el conjunto napolitano. Desde la media punta reparte juego hacia las bandas, donde dos carrileros de largo recorrido martillean durante los noventa minutos hacia el centro, donde está Cavani, el encargado de los goles.

El Villarreal se esforzó en neutralizar disciplinadamente estas virtudes de su rival, que nunca agobió en busca de ventaja. Tuvo sus ocasiones, pero también el «submarino» pudo haberse llevado algo en la maleta para el encuentro de vuelta.

Más allá de sus dos estrellas, la otra virtud celeste es su bloque, defensivamente sólido y tan incansable como gris en la zona central. No era un día para el juego de pase del Villarreal, aunque en la única jugada que lo intentó de verdad estuvo a punto de ponerse por delante. Sin claridad, la idea era remangarse para no conceder ningún regalo y estar preparado por si era el rival el que se despistaba. Ninguno de los dos lo hizo, aunque era a los italianos a los que más falta les hacía. No aprovecharon el factor campo para empezar a ganar la eliminatoria y los amarillos tendrán la otra mitad para traducir en goles su mayor calidad tanto individual como colectiva.

Los amarillos tienen más imaginación y más futbolistas capaces de crear esos detalles que definen partidos tan igualados como el de ayer. El Nápoles sólo tiene a dos que se las pueden apañar para sorprender.


Ficha técnica:
0 - Nápoles: De Sanctis; Campagnaro, Dossena, Cribari, Aronica; Maggio, Gargano, Yebda (Pazienzia, min. 68), Lavezzi; Mascara (Hamsik, min.60) y Cavani.
0 - Villarreal: Diego López; Musacchio, Gonzalo, Mario Gaspar, Capdevila; Bruno, Borja Valero, Senna (Marchena, min.61), Cazorla Catal, min.87); Nilmar y Rossi (Marcos Ruben, min.77).
Árbitro: Mark Clattenburg (ING). Amonestó con tarjeta amarilla a Capdevila (min.28) y Gonzalo (min.35) por parte del Villarreal y a Dossena (min.46) por parte del Nápoles. Además, expulsó Aronica por doble amarilla (min.63 y min.94) por parte del conjunto italiano.
Estadio: San Paolo.