Cospedal: «Quiero formar el mejor de los gobiernos»

María Dolores de Cospedal tomó ayer posesión como presidenta de Castilla-La Mancha en un solemne acto en el claustro del edificio universitario de San Pedro Mártir de Toledo, el mismo lugar en el que también tomó posesión su antecesor en el cargo, José María Barreda, hace cuatro años.

María Dolores de Cospedal recibe la felicitación de Mariano Rajoy tras jurar su cargo como nueva presidenta de Castilla-La Mancha
María Dolores de Cospedal recibe la felicitación de Mariano Rajoy tras jurar su cargo como nueva presidenta de Castilla-La Mancha

Toma posesión la nueva presidenta de Castilla-La Mancha, símbolo del «cambio» que auguró Rajoy
Cospedal, símbolo del lema del «cambio» que Mariano Rajoy acuñó en las pasadas elecciones autonómicas y municipales, estuvo arropada por la cúpula de su partido, encabezada por Rajoy. Entre otros asistieron el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón; el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González; la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría; el vicesecretario de organización, Esteban González Pons, y un buen número de diputados y algunos senadores. También acudieron el presidente del Congreso, José Bono, el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, o el antecesor en el cargo, José María Barreda.

No faltaron los líderes regionales de UGT y CC OO, empresarios y banqueros como Emilio Ybarra, Juan Abelló o Joaquín del Rivero. Una expectación propia del momento histórico que Cospedal protagonizó ayer. La nueva presidenta juró su cargo con un discurso muy sentido y en el que, visiblemente emocionada, recordó a todos los parados ; defendió el sentido de la política; reivindicó la democracia como el sistema más perfecto y se comprometió con una política de austeridad. En esta investidura histórica, que vivió como tal, se impuso la mujer política, que reconoció alas dudas que le asaltaron cuando hace cinco años se marcó el reto de conquistar la comunidad manchega. Y la mujer política que también reconoció a sus padres el mérito de haberla ayudado a llegar a donde ha llegado, a ser lo que es y a tener como proncipios de cabecera la libertad, la igualdad y el valor del sacrificio.

«Quiero formar el mejor de los gobiernos para la mejor de las sociedades. A veces es difícil conseguir el triunfo, pero más difícil es merecer ese triunfo y yo no voy a descansar hasta merecérmelo», sentenció Cospedal. Tras jurar su cargo, admitió que se cometen «excesos de todo tipo» en nombre y bajo la bandera del Estado autonómico y rechazó que éste se convierta en un conjunto de «17 ecosistemas separados», en donde sólo haya como semejanza «grandes cumbres de déficit y grandes ríos de burocracia», informa Ep.

Asturias. Cascos acepta hablar con el PP «hoy mismo»
El Partido Popular (PP) reiteró ayer a Foro Asturias (FAC) su disposición a iniciar de inmediato conversaciones para alcanzar un acuerdo por el futuro del Principado y así «garantizar la estabilidad y gobernabilidad» de la región y de sus instituciones. Así lo plantea la portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Junta General del Principado, Isabel Pérez-Espinosa, en una carta que ha enviado al presidente de Foro Asturias, Francisco Álvarez-Cascos. En la misiva, Isabel Pérez-Espinosa recuerda que el día 15, fecha de constitución de la Junta General, el PP propuso a Foro Asturias el inicio de conversaciones para alcanzar un acuerdo de legislatura. Por su parte, Álvarez-Cascos remitió una carta a la portavoz popular en la que le dice que FAC está en disposición de reunirse con el PP desde «hoy mismo». En la misiva, el presidente de FAC contesta a Pérez-Espinosa y celebra la decisión del PP.

Cantabria. El PP hereda una región bajo mínimos
El líder de los populares cántabros y futuro presidente de la comunidad, Ignacio Diego, se propone «devolver» a Cantabria la «vitalidad económica» y la «viabilidad financiera y administrativa», con el objetivo de conseguir que la región sea «una economía dinámica, no una economía estancada; y una autonomía eficiente», en lugar de una región «bajo mínimos». Así lo aseguró en su discurso en el Pleno de investidura, que arrancó ayer en el Parlamento cántabro, donde explicó a los diputados que la «finalidad suprema y última» de su futuro Gobierno será la recuperación económica y social de la región, que se encuentra inmersa en «la crisis más grave de las últimas décadas».