El Getafe recupera la confianza

La confianza vuelve a inundar los vestuarios del Coliseum. La derrota ante el Young Boys en la Liga Europea está enterrada en el equipo liderado por Míchel desde el banquillo y Parejo en el césped. El cosladeño fue el autor del primer tanto del partido, que sirvió para encarrilar la victoria y disipó las dudas acerca de la capacidad de juego del equipo.

Después vinieron los tantos de Manu del Moral y Miku, que sentenciaron un partido en el que el miedo escénico del Coliseum amilanó al equipo de Esteban Vigo.

Los primeros 45 minutos fueron suficientes para desarmar a un equipo que no visitó Getafe con las mismas armas que portó al Camp Nou. Dani Parejo, años atrás perla de la cantera del Real Madrid y actual líder del equipo getafense, demostró detalles de una calidad alabada hace años por toda una leyenda del balompié como Alfredo di Stéfano.

El balance de los locales en casa durante esta temporada no arrojaba mucha luz acerca del resultado final: dos partidos, una victoria y una derrota. El Hércules, en cambio, mostraba buenos números fuera de su estadio: una victoria y un empate. Con este planteamiento, el equipo alicantino iba a ser un primer examen de recuperación de los fallos de septiembre.

Manu del Moral, en el primer minuto de partido, ya puso en aprietos a un viejo conocido de la afición madrileña: el guardameta Jesús Calatayud, que acertó a desviar el balón en este primer intento. El jiennense, una vez superada su lesión, fue un soplo de aire fresco en la vanguardia azulona. «Cata» Díaz en la defensa, además del citado Parejo y Boateng en el centro del campo, también fueron ingredientes básicos para la victoria local.

Dani Parejo y Colunga fueron los siguientes que pusieron a prueba a Calatayud. El disparo del primero se estrelló en el larguero. Un mano a mano del segundo con el portero acabó con el balón rodando por el lateral de la red.

Todas las acciones de peligro contaban con la participación de Dani Parejo. Aportó toque, calidad y, finalmente, el primer gol en el minuto 20 de la primera parte. Su remate de cabeza, tras un gran pase de Víctor Sánchez desde la banda derecha, finalizó dentro de la portería de Calatayud.

Cuando el público pensaba en el descanso, Parejo apareció de nuevo y asistió a Manu del Moral. El delantero no desaprovechó su oportunidad y sumó el segundo tanto. El gol coincidió casi con el pitido que mandaba a los jugadores a los vestuarios; el equipo de Esteban Vigo se iba con otro tanto en contra.

Durante los primeros 45 minutos el equipo de Míchel no dejó que el Hércules demostrara los argumentos que derrotaron al Barça. Dos de los fichajes más destacados en verano, Trezeguet y Drenthe, apenas dieron muestras de su calidad. El resbaladizo césped de Getafe terminó la mayor parte de veces con los huesos del ex madridista por los suelos.

El segundo tiempo consolidó la ventaja getafense y la aumentó. Tote y Haedo Valdez salieron en el Hércules para contrarrestar la hegemonía de los locales en el marcador. Ninguno de los dos fueron capaces de meter miedo a un desaparecido Jordi Codina. Tres disparos entre los tres palos fueron todo el bagaje de la delantera alicantina en el partido.

Una contra comandada por Parejo fue seguida por Pedro Ríos y culminada por Miku en los últimos instantes. La victoria da confianza al Getafe ante su próximo viaje al Vicente Calderón. El Hércules, que llegaba al Coliseum como equipo revelación de la temporada, sufrió su primera victoria como visitante.