«Toño» ante el juez en diez días

Los tres acusados por la muerte del joven Álvaro Ussía a las puertas de la discoteca «Balcón de Rosales» en noviembre de 2008 –Antonio Sánchez, «Toño»; David Sancio y David Alonso– se sentarán ante el juez el próximo 1 de marzo, día que arranca el juicio en la Audiencia Provincial de Madrid.

El joven de 18 años murió a las puertas de la discoteca «El Balcón de Rosales» el 15 de noviembre de 2008
El joven de 18 años murió a las puertas de la discoteca «El Balcón de Rosales» el 15 de noviembre de 2008

Los tres porteros de la discoteca serán juzgados por un jurado popular por un delito de homicidio desde el 1 hasta el 18 de marzo, según informó el TSJM. El Tribunal del Jurado contará con el último informe de sangre de Ussía realizado por el Instituto Nacional de Toxicología que, según informó LA RAZÓN el pasado mes de noviembre, niega que el joven consumiese ningún tipo de estupefacientes la noche que murió.

Para Antonio Sánchez, «Toño», el único detenido en el llamado «caso Ussía» y que se encuentra en prisión sin fianza, la Fiscalía, la acusación particular que representa a la familia del joven fallecido, y la popular, ejercida por la Asociación Sandra Palo para la Defensa de las Libertades, piden quince años de cárcel como autor de un delito de homicidio con agravante de abuso de superioridad. Se le considera el autor material de los hechos y la Audiencia Provincial decidió prorrogar su estancia en la cárcel el pasado mes de noviembre al considerar que la situación del acusado no había cambiado.

Para los otros dos procesados, David Alonso y David Sancio, las acusaciones solicitan trece años de prisión también por un delito de homicidio en concepto de cooperadores necesarios en la muerte de Ussía con la agravante de abuso de superioridad.

El pasado mes de mayo la titular del juzgado de Instrucción número 43, María del Coro Cillán, decretó la apertura del juicio oral con jurado popular, dando así por finalizada la fase de instrucción. Los hechos se remontan a la madrugada del 15 de noviembre de 2008 cuando, según el Ministerio Público, Ussía fue expulsado de la discoteca tras un leve incidente. En el exterior se inició un cruce de insultos entre Ussía y los tres acusados y uno de ellos, Antonio Sánchez, valiéndose de una zancadilla, tiró a Álvaro al suelo boca arriba. A continuación, se habría tirado de rodillas sobre su pecho y manteniéndose así mientras le seguía golpeando, provocándole una rotura traumática del corazón.