El juicio a Mladic se reanuda tras dos retrasos debidos a la fiscalía

El juicio al exlíder militar serbobosnio Ratko Mladic se reanudó hoy en el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia con una vista en la que comparecerán los primeros testigos de la fiscalía, cuyos errores al entregar documentos a la defensa han provocado un retraso de casi dos meses en el proceso.

En principio estaba previsto que los primeros testigos en contra de Mladic empezaran a declarar el pasado 29 de mayo, pero al no recibir la defensa a tiempo unos 7.000 documentos necesarios para preparar el caso, esa fecha se pospuso primero para junio y finalmente para hoy. La vista comenzó minutos después de las 11.00 GMT y el acusado también presentó hoy una moción de urgencia para volver a retrasar el juicio porque no está de acuerdo con que muchos de los testigos presenten su testimonio por escrito.


La acusación llamará primeramente a un testigo presencial, Elvedin Pasic, quien tenía solo 14 años en 1992, cuando empezó la guerra de Bosnia (1992-95), y del que se espera que describa la destrucción de propiedades y hogares por parte de las tropas lideradas por Mladic, además de los ataques y los malos tratos a la población no serbia.


Tras dos horas previstas para la declaración de Pasic, la acusación citará a David Harland, asesor político de las Fuerzas de Protección de Naciones Unidas en Croacia y Bosnia Herzegobina (UNPROFOR) quien hablará acerca del asedio de Sarajevo entre 1993 y 1995, donde se calcula que murieron unos 12.000 civiles.


La fiscalía quiere además que Harland declare acerca de los contactos entre Mladic y el exlíder político serbobosnio, Radovan Karadzic, quienes según los fiscales se reunieron "unas 20 veces"durante los dos años que duró el asedio de Sarajevo.


La acusación, que cuenta con un total de 200 horas para exponer su caso, presentará durante el juicio los testimonios de 411 testigos, siete de los cuales serán en persona, si bien 141 testigos están dispuestos a ser careados por la defensa.


Mladic, de 70 años, está acusado de once cargos de crímenes de guerra y lesa humanidad presuntamente cometidos en la guerra de Bosnia (1992-95), incluyendo la acusación el cargo de genocidio por la masacre en la localidad bosnia de Srebrenica en 1995, donde fueron asesinados unos 8.000 musulmanes varones tras una ofensiva serbobosnia.


Para declarar sobre Srebrenica, la fiscalía llamará previsiblemente esta semana a declarar al observador militar de la ONU Joseph Kingori, quien aportará datos sobre la deportación de la de los musulmanes de esa ciudad, la separación entre los varones y las mujeres del enclave.
También declarará al respecto el soldado holandés Eelco Koster, que formaba parte del batallón de cascos azules de Holanda encargados de proteger Srebrenica, y vio cómo las fuerzas serbobosnias introducían en autobuses a los varones musulmanes.