Mairena del Aljarafe contra las cuerdas

A la deuda heredada por el PP de 26 millones se le añade el retraso de infraestructuras clave para su desarrollo

Intercambiador  Retrasos. Esta infraestructura debe conectar el Polígono Industrial Pisa con la estación de metro de Ciudad Expo
Intercambiador Retrasos. Esta infraestructura debe conectar el Polígono Industrial Pisa con la estación de metro de Ciudad Expo

Sevilla- «Soluciones inmediatas». Así lo adelantó el presidente del PP-A, Javier Arenas, durante su última visita a Mairena del Aljarafe, en la que aseguró que las pediría en el Parlamento andaluz mediante iniciativas parlamentarias. Se refería el dirigente popular a las distintas exigencias que el nuevo alcalde de la localidad aljarafeña, Ricardo Tarno, viene denunciando desde su entrada en el Ayuntamiento tras la victoria del pasado 22-M.
El principal problema se centra en la deuda que mantienen tanto el Gobierno central como la Junta de Andalucía con el Consistorio, que en el caso de la Administración regional se eleva a más de dos millones de euros. Se trata de una serie de subvenciones concedidas entre las que se encuentran 216.000 euros para el convenio de servicios sociales comunitarios, 96.696 euros relacionados con la aplicación de servicios de la Ley de Dependencia, 29.102 (de un total de 43.653) concedidos por la Consejería de Salud, 106.500 procedentes del programa de sostenibilidad ambiental Ciudad 21, convocado por la Consejería de Medio Ambiente.
 Todos estos pagos pendientes dependen de ayudas concedidas en los años 2009 y 2010, principalmente, aunque también se registran otras deudas del año 2008, como los 300.000 euros de los convenios de construcción de las escuelas infantiles o una transacción de más de 200.000 euros del Programa de Transición al Empleo de la Junta de Andalucía (Proteja). Respecto a la participación en los fondos provenientes de los tributos de la comunidad autónoma para 2011, las estimaciones de la Corporación municipal alcanzan a más de 430.000 euros. A este dinero hay que añadir un total 537.270 euros de los 1,6 millones de euros totales para la puesta en valor del bulevar de los Descubrimientos entre Ferrocarriles.
Dejando de lado las deudas en «dinero contante y sonante», Mairena del Alcor centra sus críticas en la terminación de importantes infraestructuras que, según el nuevo Gobierno municipal, lastran su desarrollo como capital del Aljarafe. Uno de esas carencias se demostró durante las últimas lluvias de comienzos de septiembre, que colapsaron el acceso a las rotondas de Ciudad Expo y la entrada al casco histórico de la localidad. A juicio de su alcalde, estos trastornos se deben a los retrasos en la obra de conexión Bormujos-Mairena-Viario Sur y el enlace del intercambiador. La intención es que la Consejería de Obras Públicas se comprometa a llevar a cabo el soterramiento del tranvía. Estas exigencias desembocan en una situación de «insuficiencia absoluta de recursos».
De las denuncias de Tarno, el pasado día nueve se pasó a las protestas de los padres de los alumnos del colegio Miguel Hernández, que denunciaron la situación en la que se encuentran sus hijos, que han tenido que comenzar las clases en «caracolas».
Otro problema con el que se encuentra el Consistorio se asienta en la importante deuda contraída, que asciende a más de 26 millones de euros. De estos, cinco millones y medios corresponden a deudas pendientes de empresas municipales y 2,5 millones es el dinero que se le tiene que pagar a los proveedores. Asimismo, en procedimientos judiciales se adeudan 455.000 euros. Se trata de dos capítulos importantes para poder lograr el equilibrio presupuestario municipal. El nuevo equipo anunció que las medidas para lograrlo pasan por racionalizar el gasto corriente y reorganizar el sector público.


Intercambiador
Retrasos. Esta infraestructura debe conectar el Polígono Industrial Pisa con la estación de metro de Ciudad Expo. Está previsto que a esta zona llegue el futuro tranvía que unirá varias localidades del Aljarafe.
Colegios Precariedad. El curso comenzó con protestas por parte de los padres, que reclaman la finalización de las obras en los equipamientos.