Cameron: «Europa es una cuestión difícil para Reino Unido»

El primer ministro británico, David Cameron, afirmó hoy no sentir rencor por el revés sufrido anoche en el Parlamento cuando 79 diputados conservadores votaron en su contra y a favor de celebrar un referéndum sobre la Unión Europea (UE).

En declaraciones a la BBC, Cameron dijo no estar "amargado" por la votación de anoche y admitió que entendía por qué algunos de sus compañeros de filas decidieron respaldar una moción que solicitaba la convocatoria en mayo de 2013 de una consulta sobre la permanencia del Reino Unido en la UE.

Europa "ha sido siempre un asunto difícil para mi partido, siempre lo será, pero lo importante es hacer lo correcto para el país y no sería bueno para el país en este momento tener una votación importante con un referéndum", agregó el "premier".

Cameron insistió en que lo más importante en este momento es tratar de resolver la crisis en la eurozona y mejorar la situación económica en el Reino Unido.

La moción, presentada por el conservador David Nuttal y derrotada anoche por 483 votos en contra y 111 a favor, planteaba celebrar un plebiscito en el que se ofrecerían tres opciones a los votantes: que el Reino Unido permanezca en la UE como hasta ahora, que la abandone o que negocie los términos en los que seguiría.

Para atajar el ala euroescéptica de su formación, Cameron había impuesto a sus diputados una estricta disciplina de voto y había pedido a sus parlamentarios que formasen parte del Gobierno que, si la apoyaban, dimitiesen.