Sarkozy anuncia sanciones contra el «despilfarro» en sector público

Los recortes afectarán a los desplazamientos de ministros, secretarios de Estado o altos funcionarios, los coches oficiales, o las ceremonias y recepciones.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, anunció hoy su decisión de reducir el "tren de vida"en el sector público y de luchar contra el "despilfarro"a todos los niveles."La lucha contra el despilfarro será sistemática, a todos los niveles de la administración", advierte el jefe del Estado galo en una carta dirigida a su primer ministro, François Fillon, que hoy ha sido difundida por el Elíseo.Los recortes afectarán a los desplazamientos de ministros, secretarios de Estado o altos funcionarios, los coches oficiales, o las ceremonias y recepciones porque, según Sarkozy, la búsqueda de ahorros en la administración pública es necesaria para ajustar las finanzas públicas pero es también "un imperativo moral".Concretamente, el presidente pide que se controlen los viajes de ministros y secretarios de Estado, y recurrir en primera línea a los transportes ferroviarios y "limitando el número de personas que les acompañan".Además, propone que, a la hora de alojarse, opten preferentemente por las embajadas o sedes de las prefecturas antes que por hoteles.Para dar ejemplo, Sarkozy anuncia que él ha decidido renunciar este año a la tradicional fiesta o recepción que hasta ahora se celebraba el 14 de julio en los jardines del Elíseo.Se trata de un "esfuerzo de ejemplaridad"que, según él, debe extenderse al "entorno"de los ministros y los agentes públicos, para los que pide que las "ventajas"de las que gozan algunos de ellos se circunscriban estrictamente al ejercicio de sus funciones.El ahorro se aplicará incluso al papel que consumen las distintas administraciones y que, según anuncia Sarkozy, se reducirá a la mitad "de aquí a 2012".El presidente advierte además que "todo uso abusivo de las dotaciones de los gabinetes ministeriales"será objeto de "sanciones".