Murió Arafat envenenado

La Autoridad Palestina exhumará el cuerpo para investigar si fue envenenado con polonio. Afirman que han encontrado restos en objetos personales

JERUSALÉN- ¿Yasser Arafat murió envenenado por la sustancia radioactiva polonio 210 o todo es un invento de la cadena televisiva Al Yazira? En un aparente intento de aclarar las dudas al respecto, la Autoridad Nacional Palestina afirmó ayer que está dispuesta a permitir la exhumación de los restos del líder palestino, que fue su presidente y que falleció el 11 de noviembre del 2004 en el Hospital Militar Percy en Clamart, en las afueras de París. Hace pocos días, Al Yazira –la cadena más popular en Cisjordania y la Franja de Gaza– transmitió un reportaje de investigación en el que dijo que Arafat podría haber sido envenenado con dicha sustancia, la misma que mató en 2006 al ex espía ruso Alexander Litvinenko en Londres. Ello, tras haber entregado varias pertenencias personales de Arafat al Instituto de Radiofísica del Hospital Universitario de Lausanne en Suiza, cuyos expertos dijeron a Al Yazira que habían hallado «niveles elevados e inexplicables» de polonio 210 en las mismas.

«Quiero que el mundo sepa la verdad sobre la muerte de Yasser Arafat», declaró la viuda, Suha, a la cadena televisiva, exigiendo además que el presidente Mahmud Abbas autorice la exhumación de sus restos. Lo que Suha Arafat no explicó es por qué entregó recientemente los objetos personales de su esposo –entre ellos, su cepillo de dientes y su típica «kefía»– a Al Yazira, casi ocho años después de su muerte, ni tampoco por qué al morir Arafat ella se opuso terminantemente a la realización de una autopsia, la única forma de saber con certeza la razón de su deceso. De fondo hay también un litigio entre la viuda de Arafat y la Autoridad Palestina por la herencia del líder palestino, aunque es imposible afirmar por ahora que haya relación alguna entre ambas cosas.

 Nabil Abu Rudeina, que había trabajado con Arafat y que sigue hoy oficiando de portavoz de su sucesor Abbas, dijo que la Autoridad Nacional Palestina da su consentimiento a la exhumación, aunque no especificó nada acerca de cuándo lo haría. Cabe recordar que los palestinos acusaron desde un primer momento a Israel de haber envenenado a Arafat, al que consideraba un obstáculo para la paz. Israel rechazó siempre las acusaciones.

De fondo, resuenan comentarios que hizo en diversas ocasiones el ex primer ministro israelí Ariel Sharon, quien, según ha dicho en el pasado el periodista Uri Dan, había instado en 1982 a los servicios secretos de Israel a eliminar a Arafat. Ayer, el diputado del partido Kadima, Avi Dichter, que estaba al frente del Servicio secreto de Israel cuando falleció Arafat, dijo que «son los palestinos los que deben demostrar si acusan de algo, ya que ellos tienen todas las llaves en sus manos, el cuerpo de Arafat sepultado en Ramala».