Su pie izquierdo

La Razón
La RazónLa Razón

La Duquesa de Cambridge aplaudía el primer set de Nadal junto a su esposo, el Príncipe William, mientras Rafa enfilaba hacia el vestuario y Del Potro se quejaba cual Boabdil al juez de silla. Le culpó de perder el set y acusaba al adversario herido de simular una lesión. Le hubiese dolido más saber que Kate Middleton y Guillermo fueron a ver a Nadal, a quien el sorteo reunió con él en la cancha. La sospecha de Juan Martín «del Orto» estaba fuera de lugar. No es el estilo de Rafa refugiarse en una treta para voltear un partido. El único pecado del mallorquín fue eliminar el vendaje en lugar de aflojarlo. Su pie izquierdo es patrimonio de la humanidad; debería cuidarlo como si se tratara del de Christy Brown. Una hora antes, más o menos, en una de las pistas adyacentes, Feliciano López levantó un 2-0 de Kubot. Judy Murray, la madre de Andy –siguiente rival del toledano–, es seguidora declarada de Feli, a quien ha bautizado como «Deliciano». Frente a Roddick, hizo honor al apodo, su tenis fue delicioso, sublime y, sin embargo, contra el polaco se bloqueó y salió airoso del lance porque tiene mucha clase y el mejor servicio español. Otro nombre, Roberto Heras, ciclista. El TSJ de Castilla-León dice que la Vuelta'05 es suya. El premio, 250.000 euros, lo guarda la ACP. Si ganara el pleito, que lo tiene crudo, en el Supremo cobraría en 2015. Pero, ¿se dopó?