Los piratas secuestran a tres franceses en aguas nigerianas

La seguridad de los expatriados franceses en determinadas regiones de África se está convirtiendo en un verdadero rompecabezas para Nicolas Sarkozy.

Sin cumplirse una semana desde el secuestro de cinco técnicos nucleares galos en el norte de Níger a manos de Al Qaida, la captura ayer de otros tres de sus nacionales en aguas de Nigeria no hace sino aumentar la tensión y la preocupación en París, aunque a priori no exista relación alguna entre ambos casos.

Los secuestrados formaban parte de la tripulación de un barco de la naviera gala Bourbon, especializada en servicios marítimos en el sector petrolero, y que fue abordado en la madrugada del martes por varias lanchas rápidas dentro del campo petrolífero que explota la empresa Addax, en el delta del Níger. Una zona inestable por sus reivindicaciones autonomistas y escenario de frecuentes acciones de este tipo contra grandes multinacionales. De hecho, es el cuarto secuestro sufrido por Bourbon desde 2008, y como en las anteriores ocasiones, confían en que se resuelva de manera rápida y sin incidentes.

Pese a que por el momento no se ha producido ninguna reivindicación, la diplomacia francesa confirmó ayer su «plena movilización» para liberarles pronto.

Ese mismo mensaje es el que transmitió el presidente Nicolas Sarkozy durante el Consejo de Ministros tras conocerse y autentificarse la autoría de Al Qaida en el Magreb Islámico en el secuestro la pasada semana de cinco franceses, empleados de Areva y Satom en la región minera de Arlit y a los que las autoridades nigerinas sitúan ya en algún punto del norte de Mali.

París, que no descarta una intervención militar, habría posicionado un importante destacamento con medios terrestres y aéreos en la vecina Burkina Faso. No obstante, las autoridades francesas esperan conocer las exigencias económicas y políticas de los secuestradores con los que podrían acabar negociando para evitar un trágico desenlace como el de julio con la ejecución del cooperante francés Michel Germaneau.


Localizan a los secuestrados

El grupo rebelde nigeriano Movimiento para la Emancipación del Delta del Níger (MEND) informó este jueves de que ha localizado a los tres trabajadores franceses de la naviera Bourbon que fueron secuestrados esta semana en un ataque contra el barco en el que viajaban.

"El MEND puede confirmar que ha localizado a los tres ciudadanos franceses secuestrados y a otro individuo que fue raptado en un incidente aislado durante la misma noche", indicó el grupo rebelde en un comunicado. "Estamos en negociaciones con los secuestradores para efectuar una transferencia efectiva de los hombres y que sean puestos bajo custodia del MEND", agregó el documento.

El MEND, que abandonó las armas el año pasado bajo el acuerdo de amnistía alcanzado con el Gobierno, no dio detalles sobre los secuestradores en el comunicado, firmado por su portavoz Jomo Gbono. En la nota enviada a los medios, el grupo rebelde dice que una vez que los secuestrados sean puestos bajo su custodia se estará "en mejor disposición para dar más información sobre su estado de salud y el tiempo que estarán"retenidos.

En marzo, el MEND, principal grupo armado de Nigeria, amenazó con atacar las instalaciones petroleras del grupo francés Total. A Francia se le suma este secuestro al de otros cinco de sus ciudadanos raptados la semana pasada, junto a un malgache y un togolés, en Níger. Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) se atribuyó el martes esta acción.