FC Barcelona

Paso al fútbol

El fútbol se abre paso entre los tribunales, las querellas, los jets privados y las tarjetas Visa. Una gran noticia para muchos aficionados barcelonistas, cansados de su curso intensivo en auditorías y de escuchar a unos y otros lanzarse una acusación tras otra

La asamblea de compromisarios del Barcelona celebrada el sábado no ha dejado indiferente a nadie y ha generado un caudal de información impresionante, pero, por un día, el fútbol vuelve a ser protagonista.

La Liga de Campeones emerge como la excusa perfecta para olvidar por unas horas los terremotos institucionales que está viviendo el club y volver a hablar de la pelota. Cosa complicada, es cierto, porque las dudas sobre cómo puede afectar al equipo todo lo que está sucediendo flotan en el ambiente. «La gente puede estar tranquila; de que no afecte me encargo yo. No va a suceder», aseguraba ayer de manera contundente Pep Guardiola. Su trabajo le avala, pero los téntaculos del de Santpedor no llegan hasta los confines del barcelonismo y la inquietud de la afición puede acabar afectando de una forma u otra al equipo.

Guardiola ha intentado aislar a sus jugadores de todo lo que no sea un balón y un terreno de juego. «Hemos intentado extraer al equipo de esta situación. Nuestra responsabilidad es todo lo que sucede sobre la hierba», sentenciaba intentando despejar cualquier duda.

Un mal resultado ante el Copenhague, visitante hoy en el Camp Nou, puede multiplicar las dudas que hay sobre el equipo y generar muchas más asociándolas a todo lo ocurrido a partir del sábado. «Si ganamos será porque lo hemos hecho bien y si no, será porque no lo hemos hecho bien. Todo lo demás no nos afectará», replicaba Guardiola, poco amante de buscar excusas más allá de lo que suceda en el terreno de juego.

A pesar de lo delicado de la situación, el panorama es más que alentador para los azulgrana, ya que una victoria en el choque de esta noche les situaría como líderes en su grupo de la «Champions». El rival, el Copenhague, ocupa ahora ese puesto después de haber firmado de manera sorprendente dos victorias en las dos primeras jornadas.

Una de las principales ausencias en el Camp Nou puede ser la de Xavi, que sigue con molestias en los tendones aquilianos y puede verse obligado a descansar, algo que se convertirá en habitual esta temporada. Sin el de Terrassa en el once, el Barça tiene muchas más dificultades a la hora de tener la pelota y, sobre todo, de crear juego. Iniesta parece el sustituto adecuado, pero no es descartable que el de Fuentealbilla también descanse.


Las mil caras de Solbakken
El técnico del Copenhague estuvo clínicamente muerto durante 12 minutos en marzo de 2001 tras sufrir un ataque al corazón durante un entrenamiento. Stale Solbakken es un tipo curioso, con mucho sentido del humor y una gran historia detrás. Salió del Wimbledon por la puerta de atrás al discutir de la táctica con su entrenador. «En el Wimbledon no había táctica y alguien tenía que coger las riendas», bromea. El noruego tiene buenas vibraciones para hoy: «Si un día podemos puntuar es este». Y tiene una baza secreta. «Sin Xavi, el Barça no tiene ninguna opción», señala antes de esbozar una sonrisa.