Extirpan por primera vez el colon sin incisiones

Nuevo paso del Clínic en la técnica mínimamente invasiva una década que el universo se expande de forma acelerada 

DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»
DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»

Barcelona- El Hospital Clínic de Barcelona ha realizado la primera extirpación total de colon por el ano del mundo. La técnica, denominada MANOS, supone un paso en la cirugía mínimamente invasiva (NOTES) y se realiza a través de los orificios naturales.
Àlex, de 36 años, sufre colitis ulcerosa, una enfermedad intestinal inflamatoria crónica que merma toda calidad de vida. «No podía salir de casa», explicó ayer en la presentación del nuevo hito quirúrgico. Los dolores abdominales y frecuentes diarreas le impedían tener una vida normal. Además, su cuerpo no respondió al tratamiento médico, por lo que la única opción que le quedaba era someterse a la cirugía. Llegó a quirófano malnutrido y anémico a causa de la patología.


Sin cicatrices visibles
Hasta ahora, el equipo de cirugía gastrointestinal del Clínic, que lidera el doctor Antonio María de Lacy, abordaba estos casos con la técnica laparoscópica. Siendo mucho menos agresiva que la cirugía tradicional, esta técnica implica tres incisiones en el abdomen: una en el ombligo por la que se introduce una cámara, otra en el lateral y una tercera en el bajo vientre –como si se tratase de un cesárea–. Sin embargo, el procedimiento MANOS elimina este último corte. Así, la operación se realiza a través de una incisión de cinco milímetros que se práctica en el ano y por donde se introduce el instrumental necesario para extirpar y extraer finalmente el colón. A través de la pared abdominal lateral, con un corte de doce milímetros, se separa el colon del resto de intestinos y se utiliza luego para la ileostomía –apertura que permite llevar los desechos fuera del cuerpo con la ayuda de una bolsa–.
Con este nueva técnica se minimizan las cicatrices, el dolor y la posibilidad de complicaciones postoperatorias. En este sentido, la recuperación del paciente es más rápida y requiere menos fármacos.
Desde que se operara, el pasado 13 de julio, Àlex ha recuperado peso y asegura estar «muy contento y mucho mejor». Ahora se prepara para volver a pasar por quirófano. En esta segunda intervención, el equipo médico procederá a extirparle el recto –también enfermo– y a «confeccionar» una bolsa con el intestino delgado para unirla al ano. Para ello, los cirujanos utilizarán como puerto de entrada la incisión practicada para la ileostomía y el propio ano.Àlex recuperará así el tránsito intestinal. La colitis le obligaba a ir al lavabo entre doce y catorce veces al día, ahora entre dos y tres.