El derroche: un coche de alta gama parado

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Sevilla- Aseguran los vecinos de Llanos del Sotillo que Juan Francisco Trujillo vivía por encima de sus posibilidades. Al menos, en apariencia. El dinero del «fondo de reptiles» no sólo fue a fiestas y cocaína, como él mismo ha señalado en su declaración policial, sino que también, ha asegurado, compró regalos y objetos para el ex director general. Él tampoco se privó. En la puerta de su casa lleva casi dos años aparcado un Opel Vectra V6 matrícula 5701DWN. «Tiene dos dedos de polvo», apuntan varios de los vecinos. Incluso alguno de ellos recuerda que el chófer aseguraba que no lo cogía porque el vehículo no era de él, «sino de la Junta». La realidad es que el automóvil figura a nombre de la empresa Lógica Estratégica Empresarial, de la que Juan Francisco Trujillo Blanco es administrador único. Fue una de las sociedades que recibió 450.000 euros del dinero destinado a la lucha contra el desempleo en la región.