España se juega 35000 millones anuales en la crisis de deuda

De no solucionarse pronto la segunda «tragedia griega», España lo pagará muy caro. Tanto, que el acoso del mercado sobre la deuda soberana podría poner en riesgo la recuperación de la economía española y reducir el crecimiento del país por debajo de las expectativas, no ya del Gobierno, sino de los grandes organismos internacionales.

España se juega 35.000 millones anuales en la crisis de deuda. Vea el GRÁFICO COMPLETO en documentos adjuntos
España se juega 35.000 millones anuales en la crisis de deuda. Vea el GRÁFICO COMPLETO en documentos adjuntos

Tomando como referencia los cálculos de BBVA, que indican que cada cien puntos básicos adicionales de prima de riesgo suponen un sobrecoste de 12.400 millones de euros anuales para España, la situación actual de riesgo país –280 puntos básicos al cierre de ayer– lastraría la economía nacional en unos 35.000 millones anuales (el 3,5% del PIB). En estos momentos, el país no se puede permitir nuevos retrocesos en la recuperación y el fantasma del rescate europeo es una posibilidad, hoy por hoy, inviable para las arcas comunitarias.

Cualquier repunte en el diferencial frente a Alemania incidiría de forma negativa en la solvencia del país, encareciendo la financiación de las empresas y el sector público. El sobrecoste de la captación de capital en el mercado interbancario obligaría a los bancos a elevar los intereses y las condiciones de los créditos concedidos a empresas y ciudadanos, contrayendo el consumo y el gasto de las familias hasta niveles inferiores a los actuales, ya de por sí bajos.

Los principales afectados por el acoso del mercado son los bancos, principales compradores de deuda soberana y a los que la UE ha pedido que mantengan en su poder la deuda soberana europea para evitar repuntes en los diferenciales por posibles ventas masivas en el secundario. El bono alemán sigue actuando como imán de seguridad para los inversores, y su rentabilidad no para de caer elevando la prima de riesgo de los países periféricos.Para colmo, el «efecto arrastre» de los problemas de Grecia amenaza con castigar además a Italia, y las agencias de rating ya han advertido a las entidades financieras de una rebaja de rating que pesaría como una losa en la solvencia de toda la UE.

Salgado descarta el rescate
La vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, admitió ayer que España sigue «en el punto de mira» de los mercados y no descartó que la prima de riesgo pueda llegar a los 300 puntos básicos «de manera puntual». El diferencial frente a Alemania alcanzó ayer los 296 puntos por la mañana, pero por la tarde se relajó hasta los 280 puntos. Salgado afirmó en declaraciones a TVE que España «no va a estar en el límite» del rescate, pero reconoció que el país está sometido «a muchísima tensión». «España se sigue financiando muy bien», reiteró la vicepresidenta económica, según informa Ep.