El péndulo por Pilar Ferrer

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Comenta con ironía un veterano dirigente socialista que, en estos momentos, la Ejecutiva federal vive marcada por la teoría del péndulo: es decir, con la estrategia de medir el tiempo, al socaire de las reformas de Mariano Rajoy. Siguiendo la estela física de tal artilugio, Alfredo Pérez Rubalcaba oscila entre sus «barones» con esa tendencia pendular, entre dirigentes claramente derrotados en sus territorios y un único gobernante, José Antonio Griñán, merced al vergonzante pacto en Andalucía. Similar a la rechazable conducta en Asturias del único político de UPyD, que baila también al rebufo de su propia conveniencia.
Pero los socialistas son maestros en sacar pecho. Pese a su declive electoral y a no recoger en las encuestas el desgaste de las medidas del Gobierno, Rubalcaba y los suyos insisten en atacar los ajustes y medidas de Rajoy, soslayando el verdadero problema: el despilfarro de las comunidades autónomas, una grave situación denunciada por nuestros vigilantes sabuesos de Bruselas y Berlín, causante de una enorme crisis económica. Hete aquí la gran cuestión que debería presidir la reunión de Ferraz, por encima de tintes partidistas tan aireados por los portavoces Elena Valenciano y Óscar López.
Parece que Rubalcaba ha encargado a Ramón Jaúregui, uno de los políticos del PSOE con más experiencia y sensatez, un documento sobre la redefinición del Estado autonómico. Es una buena iniciativa que encaja en esa «repensada» anunciada por el presidente del Gobierno. El actual modelo exige una reflexión profunda entre los dos grandes partidos, ante las llamadas a la insumisión de Cataluña, País Vasco, con horizonte electoral en ciernes, y Andalucía. Aquí se para el péndulo y se impone la responsabilidad.