A tiros en Cartagena

Pasada la medianoche de ayer, la ciudad de Cartagena (Murcia) vivió un episodio propio de una película del mejor cine de acción. Sobre la 01:30 horas, se recibió en la Comisaría de Cartagena a un hombre que informó de que se estaban realizando disparos de arma de fuego en el interior del segundo piso de una vivienda situada en el número 9 de la calle Sebastían Ferigán, cercana al hospital del Perpetuo Socorro

DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN CONTENIDOS RELACIONADOS
DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN CONTENIDOS RELACIONADOS

Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía se desplazaron a la zona y fueron recibidos con disparos procedentes de una de las ventanas del edificio. Hasta pasadas las 8:00 de la mañana, el presunto autor de los disparos permaneció en el interior de la casa y disparaba indiscriminadamente hacia la calle. Asimismo, amenazó a los agentes con explotar la vivienda con una botella de butano.

De inmediato, la Policía desalojó el edificio, acordonó la zona y avisó a los vecinos, trabajadores y pacientes del hospital que cerraran persianas y no se acercaran a las ventanas. Los efectivos del Grupo Especial de Operaciones (GEOS), con base en Valencia, fueron los que lograron entrar en la casa, donde encontraron a dos personas muertas. Además, durante la operación, el presunto autor de los disparos recibió un impacto en el abdomen por un francotirador de precisión situado en el exterior. De la misma forma, detuvieron a un cuarto que se encontraba en la vivienda, a una quinta persona relacionada con los hechos y a una más, la sexta, fuera del lugar.

Más tarde, el titular del juzgado de Instrucción número 5 de Cartagena, y el secretario judicial, procedieron al levantamiento del cadáver de los dos fallecidos, tras lo que fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal para la práctica de la autopsia. El herido fue conducido al hospital Santa María del Rosell, donde fue intervenido de urgencia durante más de dos horas, y se encuentra en estado crítico en la UCI. La entrada del domicilio registró más de 31 impactos de bala una vez finalizado el intercambio de disparos y cerca de 60 en los alrededores. 

Según informó el delegado del Gobierno, Rafael González Tovar, se trata de varones de nacionalidad española y de entre 30 y 35 años. En cuanto a las hipótesis, manifestó que «ahora mismo la investigación está todavía en una primera fase, pero todo apunta a que sea posiblemente un ajuste de cuentas entre personas que estaban en el entorno del menudeo de droga o droga al por menor». Asimismo, añadió que el informe final de toda la investigación «se hará público de forma conveniente». Y es que el magistrado que dirige la instrucción ha decretado el secreto de las actuaciones.