El PP renovará todos sus miembros del Consejo de Administración de RTVV

Busca que el director general cumpla antes el perfil de gestor que de periodista

VALENCIA- Ninguno de los actuales miembros del Consejo de Administración de Radiotelevisión Valenciana (RTVV) propuestos por el Partido Popular repetirá en el cargo. Según fuentes populares, el objetivo del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, es renovar todos sus consejeros en busca de un nuevo perfil mucho más profesional. En este sentido y respecto a la figura del director general, primará la capacidad de gestión sobre su relación con el mundo de la información, aunque no se descarta una persona que cumpla los dos requistos.

Con este planteamiento, se pone en entredicho la continuidad del actual director general, José López Jaraba. También el del presidente del Consejo, Miguel Domínguez, y el de los consejeros Lucía Esteban Villarroya, Manuel Martín, Luis Barcala y Santiago Arévalo. Su permanencia era ya improbable desde la aprobación de la nueva Ley que regula el ente, puesto que establece la necesidad de que los miembros «acrediten su competencia» para desempeñar funciones de alta dirección o «tengan méritos relevantes» en el ámbito de la comunicación. Esta cláusula, sin embargo, sí hacia posible la continuidad de la única consejera del PP vinculada al mundo periodístico, Paz Ferrín, quien finalmente también dejará su puesto.

En total, el grupo popular deberá dar cinco nombres, entre ellos, el del director de RTVV. La decisión es exclusiva del jefe del Consell, que quiere a una persona de su total confianza.
Los otros cuatro componentes del Consejo de Administración serán propuestos por los grupos de la oposición. El PSPV recomendará a dos, mientras que EU y Compromís, a uno cada uno. Tendrán de plazo hasta el mediodía de hoy, momento en el que se reunirán en Les Corts para negociar la lista del Consejo.

Aunque todavía no han trascendido todos los elegidos -únicamente parecen confirmadas las propuestas del actual consejero y sociólogo Rafael Xambó, por parte de Compromís, y del trabajador de RTVV Manuel Jardí, a petición de EU-, la negociación llegará a buen puerto. Pactarán los ocho consejeros, pero votarán por separado al director.


 

El PP aprueba en solitario pedir la financiación
La necesidad de cambiar el sistema autonómico de financiación para tener en cuenta la población volvió ayer a debatirse en el Parlamento valenciano. Si el pasado martes fue el propio presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, quien garantizó que demandará su reforma, ayer fue su grupo quien lo aprobó. De esta manera, con los únicos votos de los populares, Les Corts instarán al Gobierno a que garantice que la región valenciana esté bien financiada. La propuesta establece, sin embargo, que la petición se haga desde la «lealtad y la responsabilidad».

El socialista Francisco Toledo pidió al PP «hechos y no palabras». En esta línea, les instó a defender los intereses de la Comunitat con más vehemencia. Por ello, el grupo socialista se abstuvo.

Además, la Cámara autonómica aprobó por unanimidad una propuesta de aproximación entre las presentadas por el PP y por el PSPV para instar al Ejecutivo de Mariano Rajoy a que la nueva tasa que gravará el gas no se aplique al sector cerámico. Además, reclamaron la puesta en marcha de «medidas para favorecer la competitividad del sector a través de la innovación».

Éstas fueron sólo dos de las más de 300 propuestas de resolución que se llevaron ayer ante el pleno de Les Corts. Se aprobó pedirle al Gobierno central que garantice el mantenimiento de las pensiones y que incluya una partida presupuestaria para el Corredor Mediterráneo en los próximos Presupuestos Generales. También salió adelante una propuesta de apoyo al jefe del Consell por su adhesión al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) y otra para garantizar la inversión europea en la agricultura. Todas ellas, llevadas al pleno por el grupo popular. Sin embargo, no sólo se aceptaron las del grupo mayoritario. El PP y el PSPV dijeron sí a que no se prorrogue la concesión de la autopista AP-7 y a instar a Rajoy a que garantice los trasvases Tajo-Segura y Júcar-Vinalopó.

El PP rechazó, entre otras, la propuesta del PSPV de mejorar el Servef, de luchar contra el fraude fiscal o de elaborar un plan para desarrollar una economía «sana y competitiva». Compromís pidió, sin éxito, que el Gobierno compense la deuda histórica con la Comunitat y que se anule el ERE de RTVV. EU planteó «suspender la privatización de la sanidad».