Rosell se impone con claridad en las elecciones de Fomento del Trabajo

Las primeras elecciones en 33 años de la patronal catalana Fomento del Trabajo Nacional terminaron con la reelección de Joan Rosell frente al aspirante, el director general de la multinacional Irestal, Joaquim Boixareu

Joan Rosell, tras quince años en el cargo, reedita por tercera vez la presidencia de la patronal
Joan Rosell, tras quince años en el cargo, reedita por tercera vez la presidencia de la patronal

El resultado, pese a la voluntad renovadora del segundo, no pudo ser más abultado: Rosell obtuvo 1.760 votos y Boixareu, 866. O lo que es lo mismo, Rosell logró una clara mayoría con el 67,8 por ciento de los votos.

Boixareu, que formaba parte de la junta directiva saliente, planteaba un cambio en las personas que dirigen la patronal catalana y una dirección menos presidencialista. Rosell, sin embargo, tras conocerse su victoria, inició su discurso refiriéndose, veladamente, a su contrincante: «Fomento es la casa de todos, donde deben gobernar las amplias mayorías y no las minorías, por muy amplias que sean. Todo el mundo tendrá voz». No obstante, se mostró dispuesto a abrir la patronal a todo aquel que quiera «participar, implicarse y trabajar».

El empresario quiso enfatizar que las líneas de trabajo de la patronal estarán, «como hasta ahora», marcadas por la «independencia política» y el espíritu de colaboración con todos los gobiernos en alusión a las críticas de «seguidismo» vertidas por Boixareu. «El Gobierno que haga las reformas que se tienen que hacer nos tendrá a su lado», apuntó, a pocas semanas de las elecciones a la Generalitat.

Mano tendida

También tendió la mano al diálogo con los sindicatos, aunque recordando la necesidad de que se transformen: «Hemos de convencerles de que el mundo es radicalmente diferente».
Joaquim Boixareu, consejero delegado de la multinacional Irestal, se felicitó por haber forzado unas elecciones en el seno de la patronal «que ha servido para hacer emerger un debate provechoso para las empresas de Cataluña». Boixareu, además, pidió a Rosell que haga de la patronal una herramienta «más participativa y más eficiente para que contribuya de manera positiva al diálogo colectivo que reclama la actual coyuntura económica».

A las urnas estaban llamados un total de 565 electores que, a su vez, representan 3.004 votos, ya que el peso de los electores varía según si representan a organizaciones sectoriales y territoriales o bien a empresas. Lo cierto es que la victoria del presidente de Fomento tampoco fue una sorpresa dado que durante la recogida de avales ya había vencido por goleada a su rival: Rosell logró 204 y Boixareu, 60.

Rosell lleva desde 1995 en la presidencia de Fomento. Fue presidente de Enher y Fecsa Endesa entre 1996 y 2002 y, actualmente, preside el comité de inversiones Miura Private Equity y el Instituto de Logística Internacional. Durante el último mandato, las vicepresidencias de Fomento, que presumiblemente van a repetir, estuvieron ocupadas por Josep Manuel Basañez, Joan Canals, Eusebi Cima, Joan Gaspart, Joaquim Gay y Alfons Vila.