Caen los récords por Roberto BRASERO

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Les están enseñando a los niños en el cole que otoño es la estación en la que llega el frío, se caen las hojas de los árboles y los papás sacan del armario las prendas de abrigo. Pero miran los niños por la ventana y ven los parques llenos, los papás en manga corta y las playas llenas como si fuera agosto.

Este mes están cayendo los récords como moscas. Lo hemos ido consignando día a día. Capitales como Orense, Zaragoza, Logroño, Girona han tendido este mes la temperatura máxima más alta alcanzada nunca en un mes de octubre. Si miramos la «red secundaria», las efemérides se cuentan por decenas. Lo normal es que en cada mes caigan una o dos, pero no veinte como ocurrirá en este octubre de 2011. Y eso en cuanto a los extremos, pero cuando hagamos el balance mensual veremos que, en muchos lugares, los valores medios de las máximas en esta primera quincena serán muy similares a la media de julio y agosto. Se podría decir que este año el verano se ha prolongado hasta el 15 de octubre. Hace 60 años sería impensable, pero nos estamos acostumbrando. Y eso es lo preocupante, la tendencia. ¿Recuerdan el pasado abril? Fue extremadamente cálido. Las temperaturas medias llegaron a superar en más de 5º C a sus valores normales en zonas del interior.

La primavera de este 2011 fue la más cálida de la serie histórica, iniciada en 1951. Luego vino junio, un grado y medio por encima, agosto, 1,4 y septiembre, 1,8 ºC por encima del valor normal. Se trata del septiembre más cálido desde 1988 y el quinto más cálido de los últimos 50 años. La teoría del calentamiento global no excluye episodios mas fríos en una corriente general de aumento de las temperaturas, y en esa tendencia nos mantenemos, y no sólo por este octubre en el que aun no nos hemos quitado el bañador.

Roberto Brasero