Una actitud inaceptable por Walter Haubrich

La RazónLa Razón

Una vez dimitido Christian Wulff de la presidencia federal de Alemania, el problema es que no existe un candidato claro para la la jefatura del Estado. Angela Merkel lo propuso para el cargo y lo ha defendido, pero no podía cargar con esta situación porque está obligada a dar ejemplo, en Alemania y en Europa.

El comportamiento de Christian Wulff ha sido muy criticado y ha hecho correr ríos de tinta. Siendo primer ministro del «land» de Baja Sajonia, aceptó regalos, pero creo que no hubo ninguna contrapartida a cambio, por lo que no se puede hablar de un caso típico de corrupción, que la cultura políltica alemana no aceptaría, donde un político debe dimitir con tan sólo ser acusado. De todas maneras, el comportamiento de Wulff ha sido inaceptable.

Dos dimisiones seguidas en la jefatura del Estado no quieren decir que haya una crisis en esta institución. Se trata de dos casos diferentes. En el del también democristiano Horst Kohler se debió a un conflicto político porque demandaba más atributos al cargo. En el de Wulff, ha sido, como he dicho, por un comportamiento público incorrecto.

¿Qué va a pasar a partir de ahora? Una buena opción, sobre todo después de que dos presidentes consecutivos hayan dimitido antes de consumar los dos mandatos, sería el actual ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble. Es un gran europeísta y, posiblemente, el mejor ministro que tiene Merkel. Contaría, además, con los votos de la oposición, lo que no ocurrió con Wulff, pero no creo que en estos momentos cruciales para la economía europea prescinda de él.

Si se busca en las filas democratacristianas del CDU, lo cierto es que no se ve a nadie. Otra posibilidad es que Los Verdes y los socialdemócratas del SPD propongan a Joachim Gauck, que cuenta con más opciones que en votaciones anteriores. Incluso Klaus Topfer podría tener posibilidades, también a propuesta de los dos partidos anteriores, pero que contaría con apoyos en el CDU y los liberales del FDP.

Walter Haubrich
Corresponsal del «Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung»