Instan a Aguilar a «enterrar» el «ataúd» del oleoducto de Balboa desde Doñana

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Sevilla- «Hemos colocado el clavo último que le faltaba al ataúd del oleoducto, y ahora esperamos que la ministra de Medio Ambiente –Rosa Aguilar–, que además es andaluza, lo entierre». Es el resumen que el portavoz del Proyecto Doñana y miembro de WWF/Adena, Juan José Carmona, hizo tras aprobar el Consejo de Participación del espacio natural una resolución de apoyo al informe elaborado por la Consejería de Medio Ambiente, en el que se advierte de los «graves riesgos» que supondría para el parque la ejecución de dicha instalación, vinculada a la Refinería Balboa que pretende construir el Grupo Alfonso Gallardo en Badajoz.

 La propuesta de moción de la organización conservacionista fue respaldada por la práctica totalidad de los miembros del órgano rector de Doñana con una excepción: los representantes del Ministerio de Medio Ambiente, que además se despidieron ayer por la victoria del PP el 20N, quienes alegaron «no poder ser juez y parte», dado que dicha Administración es la encargada de conceder la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) al proyecto.

Para el secretario general de WWF, Juan Carlos del Olmo: «El Consejo ha dejado claro que comparte con la Junta su preocupación por los altos riesgos que comporta este proyecto para el medio ambiente y la economía tanto de Doñana como de las provincias de Huelva y Cádiz –que tendría que atravesar el oleoducto–». Y añade: «Ya no quedan excusas para no emitir cuanto antes una DIA negativa y entendemos que así debe hacerlo la ministra antes del cambio de Gobierno. Es su obligación con Andalucía terminar con esta espada de Damocles sobre Doñana». En sintonía, el portavoz de Ecologistas en Acción, Juan Romero, trenza una propuesta: «La situación se complica para Gallardo a quien recomendamos que reconvierta el plan en otro de energías renovables». Tuvo un recuerdo para el anterior presidente del Consejo, Ginés Morata, quien «votó en contra del oleoducto antes de que lo echaran». El ecologista destacó también de la reunión que tras meses de «dejación de funciones», la Junta «se comprometió a presentar en enero un documento provisional de ordenación de la corona forestal del parque», para delimitar los regadíos.