El infrecuente Ax

Grandes IntérpretesObras de Schubert y Chopin. Emanuel Ax, piano. Auditorio. Madrid, 30-XI-10.

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Es sorprendente que en los 16 años de vida del ciclo de Grandes Intérpretes aún no hubiese estado Ema- nuel Ax, razón quizá imputable a una carrera muy centrada en EE UU. Allí formó cuarteto con Isaac Stern, Jaime Laredo y Yo-Yo Ma, y obtuvo varios Grammy en grabaciones con este último y por sus sonatas de Haydn. Lógico a tenor de lo visto en el Auditorio, pues sus mayores virtudes probablemente sean claridad y transparencia. Así sucedió en la primera parte dedicada a Schubert, con unos preciosos «4 Impromptus Op.142» que parecían dar razón a Schumann cuando afirmó que tenía mucho de auténticos movimientos de sonatas y en la «Sonata n.15 en la mayor Op.120». Hubo en ella una coherencia total de estructura a través de la cual introspección, alegría y bravura cobraban todo su sentido. En la segunda se sumergió en el mundo chopiniano de forma sutil con tres mazurcas, una barcarola, dos nocturnos y el pretendido colofón final del impactante «Scherzo en si bemol mayor, Op. 31» que debido a sus exigencias técnicas quizá fue el punto menos admirable de una actuación que ha dejado una extraordinaria impresión.