Castella Oreja de Oro en la Embajada francesa

Luis Francisco Esplá, premio de honor a toda una vida dedicada al toro. © Jesús G. Feria
Luis Francisco Esplá, premio de honor a toda una vida dedicada al toro. © Jesús G. Feria

En medio de un entorno que evocaba uno de los paisajes del parisino Monet, el embajador francés, Bruno Delaye, abría las puertas de su casa para premiar el arte de su compatriota, Sebastián Castellla. Presentado como "valor seguro en todas las ferias", sobre el de Béziers recayó el galardón "Oreja de Oro", en su 42 cumpleaños. A este trofeo dorado le acompañó uno muy especial, dedicado a Luis Francisco Esplá, por toda una vida dedicada al toro.

Bajo la visión de un jurado muy particular, los oyentes del programa radiofónico "Clarín"de RNE, han sido los responsables de premiar la regularidad de los triunfos de Castella, en su paso por la temporada 2009. El presidente de Radio Nacional, Benigno Moreno, que fue el encargado de colocar entre las manos del torero la estatuilla. Castella, de negro impoluto, y entre tímido y risueño, hizo el esfuerzo de poner palabra a sus sentimientos. Algo poco habitual entre los toreros.

El diestro francés quiso arrancar su discurso con palabras de admiración hacia el otro galardonado, el maestro Esplá, para continuar reivindicando la apertura de horizontes que vive la Fiesta y rematar, su particular lidia con las palabras, asegurando lo orgulloso que se sentía sabiéndose poseedor de un galardón que, en su día, ya recibieron referentes del toreo como Antonio Ordóñez y Paco Camino. Castella rubricó su particular estocada afirmando que este premio "le carga de responsabilidad para el futuro".

El encargado de abrir plaza, en el particualr ruedo de unos jardines al estilo francés, fue el maestro Luis Farncisco Esplá. Acorde con el entorno, el alicantino destacaba entre la gente, con su traje azabache y un pañuelo rojo intenso anudado al cuello, que parecía evocar la bohemia francesa. Pues el mestro Esplá empezó su discurso alabando éso, el entorno francés del acto. El torero confesó compartir con Goya ese carácter francófilo, a lo que añadió "Francia es como el colchón que cubre el lomo del caballo del picador, es el país que ejerce de muralla frente a una Europa que quiere acabar con el toreo", Emocionado y sincero, Esplá afirmó sentirse muy contento de recibir la oreja de honor, por esa larga trayectoria. La responsable de hacer esa entrega fue al ex ministra de Cultura, Carmen Calvo, que no quiso pasar por alto la oportunidad para recordar la batalla que hoy se disputan taurinos y antitaurinos por la Fiesta. Calvo, emulando uno de los pasodobles de El Serranito, afirmó eso de "la tauromaquia es cultura"y quiso despedir al maestro Esplá con unas bonitas palabras que auguraban que "el alma de este maestro seguirá toreando simepre y los taurinos, de este país, se lo agradecerán".

En el acto estuvieron presentes, el Director del Centro del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid, José Pedro Gómez Ballesteros, y el torero Jaime Ostos, entre otros.