Sindicatos anuncian una batalla legal y callejera contra el ajuste de la Junta

Sevilla- El Sindicato Andaluz de Funcionarios de la Junta (Safja) anunció ayer que «iniciará todas las actuaciones legales a su alcance» para frenar el plan de ajuste de 3.500 millones de la Junta que recortará el sueldo a este colectivo una media de un 5% y que considera un «nuevo ataque directo a un colectivo desprestigiado por la Administración».

«La Junta justifica esta reducción en la disminución del 5% a los altos cargos y a los entes, lo que supone 8,2 millones de euros, pero –plantean sus miembros– no es lo mismo un 5% menos en un salario de 6.000 euros que en otro de 1.000». Máxime cuando esa medida «viene acompañada de otras como la merma de horas extraordinarias, de las pagas extra o de los premios de jubilación».

Fuentes del sindicato lamentan que el Gobierno andaluz «esté pagando unos sueldos al personal laboral integrado en las agencias, cuya media ronda los 38.000 euros según el informe de la Cámara de Cuentas de 2009, y suponen 1.045 millones al año. Es una clara duplicidad de puestos, ilegal según los tribunales y sin justificación».

«Con el recorte estimado de 1.616 millones a las nóminas de funcionarios y laborales pagan las del personal externo de las agencias. Es sangrante», insisten.

En ese sentido, el presidente de Safja, José Manuel Mateo, asegura a LA RAZÓN, estar «cansado» de que el peso de los ajustes «recaiga siempre en los funcionarios». «Se está jugando con la dignidad de las personas porque algunos han dilapidado y malversado el dinero público de los andaluces», critica. Mateo exige a la Junta que meta también la «tijera» en «la Administración paralela y en los sueldos de quienes han causado el déficit». Recuerda que en 2010 recurrieron el Real Decreto Ley del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que también establecía una reducción media del 5% en términos anuales de los salarios de los empleados públicos, y anuncia que esta vez no será distinto.

«Aquel decreto acabó en el Tribunal Constitucional por una cuestión de derechos fundamentales, que quedó recogida además en una queja a la Unión Europea», explica. Y añade un aviso: «Ahora estaremos con la escopeta montada para ver si vuelven a violarse nuestros derechos».

Safja no estará presente hoy en la Mesa General de Función Pública en la que se prevé que representantes de la Junta discutan el plan con los sindicatos. Tampoco acudirán APIA, el Sindicato Médico Andaluz –integrantes junto a Safja de la Federación Andaluza de Sindicatos Profesionales Independientes (Faspi)– ni Satse, pese a haber obtenido todos representación en las últimas elecciones de su sector. «La Administración andaluza tenía que haber convocado la nueva Mesa en enero, pero no lo ha hecho, pese a ser ilegal, para que no molestemos los que no estamos subvencionados», denuncian fuentes de Faspi. Quien sí acudirá a la cita es CSIF. Su presidente, José Luis Heredia, reiteró ayer el rechazo «rotundo» de su organización a las medidas de ajuste aprobadas «de forma unilateral» por el Gobierno andaluz, que tachó de «injustas, desproporcionadas y arbitrarias». Auguró que conllevarán «destrucción» de puestos de trabajo y coincidió con Mateo en que provocará una oleada de acciones en la calle. El vicepresidente andaluz Diego Valderas admitió el miércoles el escaso margen real que existe para modificar el documento. Quizás por eso, CC OO y UGT, adelantaron ayer que se opondrán a la poda salarial en la Mesa, rompiendo su mesura.